domingo, 4 de marzo de 2018

El escudo de los Enríquez de Ribera en la calle Imperial.




Tras enseñarles el azulejo del cirineo de San Roque, el retablo cerámico de la Virgen de Guadalupe, hoy terminados con esta trilogía de la calle Imperial con el escudo heráldico de los Enríquez de Ribera que podemos ver en la parte más alta de la fachada exterior del edificio de la Logia norte del Jardín Grande de la Casa de Pilatos.


El Palacio de los Adelantados Mayores de Andalucía, más conocido como Casa de Pilatos, fue construido esencialmente entre los siglos XV y XVI. Situado en el centro histórico de Sevilla, las sucesivas compras de casas y solares por los Enríquez de Ribera permitieron ir agregando salones, patios y jardines hasta convertirlo en el conjunto residencial privado mayor de la ciudad.

La Casa actual, formada por el linaje de los Ribera, procedente de Galicia, se asienta en Sevilla a principios del siglo XIV, aunque su ascenso social se produce a principios del XV, gracias al longevo Per Afan de Ribera, verdadero fundador de esta Casa, quien fue nombrado Adelantado Mayor de la Frontera o de Andalucía en 1396 y cuya promoción se asentó sobre la posesión y defensa de señoríos en la frontera con el Reino de Granada.

A fines del siglo XV se unen en doble alianza matrimonial con una rama segundogénita de los Almirantes de Castilla, la de Pedro Enríquez, Señor de Tarifa, pasando a apellidarse Enríquez de Ribera y acelerando su promoción social.


Vemos que el escudo que está pintado en la fachada de la calle Imperial, y que está muy deteriorado, está divido en dos partes separados verticalmente. En la izquierda queda reflejado el de la Casa de Enríquez, en la derecha, el de la Casa de Ribera. El escudo está coronado por una corona ducal adosada a la pared.



n el artesonado del techo del Salón del Pretorio, así como en la cerámica que recubre sus paredes podemos ver los escudo heráldicos de ambas Casas por separado, la de la Casa de los Enríquez y la de la Casa de los Ribera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario