jueves, 24 de diciembre de 2015

El ejército de terracota del Emperador (2).



Como un enemigo inmortal, los escuadrones de Ying Zhen arrasaron con los reinos vecinos, se calcula que medio millón de guerreros fueron enviados a la guerra. Sin duda, se trata de un ejército que Inspiró temor, no sólo por su tamaño sino por la increíble destreza técnica que desplegaba. Su ejército de arcilla evoca lo que una formación de combate pudo ser.


Las unidades flanqueadas por tres lineas de ballesteros, tanto en la vanguardia como en la retaguardia, son la artillería de la época. Documentos escritos describen cómo el enemigo es recibido por una intensa lluvia de flechas, en el improbable caso de ser superada, le esperaría una infantería armada con lanzas, dagas, hachas y espadas.


Los flancos también eran protegidos por dos líneas de arqueros, haciendo que cualquier intento de ataque fuera infructífero. Los oficiales subidos en sus carros comandaban las unidades, sus cuadrigas eran escoltadas por lanceros, que con sus lanzas de 6 metros impedían cualquier ataque sobre los caballos de combate.


A finales de los 70 descubrieron armas que, a pesar de llevar enterradas más de dos mil años, se conservan en un estado extraordinario. Un óxido de cromo y sal sella la superficie de las armas evitando su deterioro. Esta técnica de conservación química no se implantó en Europa hasta 1938.


A partir del estado en el que se encuentran estas armas se han sacado varias conclusiones en lo referente a su producción: se trata de una producción en masa que no llegó a Europa hasta la Revolución Industrial y que fueron producidas en series de diez mil puntas de flecha.


A 20 metros al oeste del sarcófago del Emperador se halla un carro de bronce. Su tamaño es la mitad de un carro normal pero está construido con gran detalle Un carro convencional mide 2.25 metros de largo y 1.52 metros de atto, el jinete monta bajo un dosel en forma de parasol. Otras armas como un arco con carcaj y flechas, así como una ballesta y un escudo se encontraron en el carro. La brida de los caballos era de oro y plata, y los animales estaban decoradas con borlas.


Los caballos de caballería están muy valorados en el periodo de Shang. Como ofrenda en entierros, sólo se ofrecen a aquellos de alto linaje. En el caso en el que tuvieran que enterrarse junto al carro, se les daba muerte antes para así facilitar su colocación y atadura. Las bridas a principios de la era Qin son de metal y madera siendo reemplazados por otros materiales como el hueso o el asta posteriormente.


miércoles, 23 de diciembre de 2015

El ejército de terracota del Emperador (1).



Junto al Guadalquivir, en Puerto Delicias podemos ver una magna exposición de los famosos soldados de terracota del Iº Emperador de China, Ying Zhen. Una obra, sin duda, descomunal, casi imposible si no fuera el sueño de un megalómano.


Hasta la fecha, se han descubierto más de 8.000 guerreros de arcilla, 520 caballos de combate, 150 cuadrigas y 150 caballos parte de la caballería. Resulta bastante evidente que fueron varias las técnicas que emplearon para la elaboración de estas figuras que miden de 1.66 a 2.02 metros y pesan entre 120 y 220 kilogramos. Las cabezas, manos y brazos se realizan por separado.


Se han identificado ocho tipos distintos de moldes para los rostros, así como los moldes para las narices, bigotes, orejas y cejas. Tras una primera etapa en la que se lleva a cabo todo el detallado, las figuras eran horneadas.


Según el taller de donde proviniesen, las figuras eran de diferentes estilos, por ejemplo: los escultores locales ponían más énfasis en el diseño de la individualidad del guerrero. En función del estilo, tanto la postura como la forma del guerrero podían variar ampliamente, más altos, más delgados, más pequeños, etc. La edad también variaba en función del estilo.


Otro elemento distintivo puede ser la armadura, el peinado o el casco que marcan los distintos escalafones y rangos. Por ejemplo, los oficiales llevan una túnica verde, un bigote negro y un rostro colorido. También a los caballos eran modelados de manera individualizada. Los soldados cargaban armas reales cuyas partes de metal han sido preservadas, por ejemplo puntas de flecha de bronce, dagas o hachas.


En 1989, se hallaron armaduras laminares en el sudeste de la región; 200 armaduras, cascos y armaduras de caballos hechas de pequeñas placas de caliza. Este foso tiene prácticamente el mismo tamaño que el Foso I, 13.000 metros cuadrados llenos de placas de caliza y los cables de bronce que las unían. Cada armadura estaba compuesta por 600 láminas, perforadas y unidas por un fino cable. Se calcula que tardarían unas 350 horas en elaborar una armadura.


El color gris caracteriza la uniformidad del Ejército de Terracota, aunque sabemos que en realidad eran figuras muy coloridas. Sin embargo, son pocos los restos de pintura a partir de los cuales poder saber cómo era la pigmentación empleada en aquellos tiempos. Se sabe que era muy similar a la empleada en la antigua Europa. Aunque existen singularidades, como por ejemplo un color que sólo en el lejano Oriente conocían: la púrpura Han o la púrpura china.

Por desgracia son pocos los vestigios que conservamos de este color singular. Lo que sí sabemos es que a cada guerrero se le otorgaba una combinación única de colores.

lunes, 21 de diciembre de 2015

El origen de la Hermandad de la Soledad de San Buenaventura.



En la Plaza de los Maldonados, pequeño rincón cercano a la Capilla de Montesión donde podemos ver un azulejo enmarcado en forja donde se recuerda los orígenes de la Hermandad de la Soledad de San Buenaventura.
Se dice que el 13 de Septiembre de 1656 se fundó en la antigua Plaza de Caño Quebrado la Hermandad de la Santa Cruz en el Monte Calvario, Santísimo Cristo de la Salvación y Nuestra Señora de la Soledad.



martes, 15 de diciembre de 2015

La Basílica de Aníbal González.



En mayo del año 1928 se puso la primera piedra del nuevo templo de la Inmaculada Milagrosa bendecida por Exmo. Sr. Cardenal Illundáin, templo que se iba a levantar en los terrenos de la Huerta del Rey junto a los Jardines de la Buhaira y que, por coincidencia providencial, tendrían su entrada por la calle PortaCoeli que sería como una continuación de la Catedral Hispalense, consagrada a Maria como continuación de la historia mariana de Sevilla. 


En estos terrenos se diluyó un sueño que dejó huella presente en este espacio que aún mantiene la planta del monumento mas emblemático, LA BASÍLICA iba a ser neogótica y su fachada alcanzaría los 100 m. de altura.
Este edificio era el sueño de Aníbal González, un sueño que permaneció vivo mientras él tuvo fuerzas. Con su muerte, el sueño se desvaneció y el edificio fue abandonado.


lunes, 14 de diciembre de 2015

Educar al deportista en la Huerta del Perejil.



Sobre una de las paredes de entrada al Centro Deportivo Huerta del Perejil podemos ver este mural que merece la pena ser atraído a esta página para ser leído por todos especialmente por aquellos que ven el fútbol como un medio para expresar violencia.
Educadores, entrenadores, padres de deportistas, lean estas pocas frases repletas de verdad. Quizá así podamos hacer un deporte más sano y educar a unos niños en el respeto a los demás, al árbitro, a sus compañeros y a ellos mismos.
Enhorabuena al que tuvo la idea.


sábado, 12 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (57 y último): Sevilla monumental.



El último de los lienzos dedicados a Sevilla lleva el título de "Sevilla Monumental". Fue pintado por Manuel Baena en la fábrica Ramos Rejano, según bocetos de Andrés Martínez de León, empotrado en zócalo de Vda. de Tova Villalba.


En el centro del lienzo se representa la fiesta de los toros, con la salida de un toro a la plaza. En la cerámica del suelo podemos ver un mapa de Sevilla y los edificios más representativos de la ciudad.





viernes, 11 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (56): Zaragoza.



Zaragoza es el último banco cerámico de la Plaza de España, Fue elaborado en la Fábrica de Ramos Rejano y representa el Compromiso de Caspe. A ambos lados hay una representación de l Basílica del Pilar y de Fuendetodos, poblado natural de don Francisco de Goya y Lucientes.


El Compromiso de Caspe fue un pacto establecido en 1412 por representantes de los reinos de Aragón y Valencia y del principado de Cataluña para elegir un nuevo rey ante la muerte en 1410 de Martín I de Aragón sin descendencia y sin nombrar un sucesor aceptado. Supuso la entronización de Fernando de Antequera, un miembro perteneciente a la dinastía Trastámara, en la Corona de Aragón.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (55): Zamora.



El mural cerámico fue elaborado en la fábrica Vda. e Hijos de Ramos Rejano y diseñado y pintado por M. Baena.
En dicho mural se representa una victoria del rey Fernando el Católico sobre los portugueses culminada con la toma de la ciudad de Toro.


La batalla de Toro tuvo lugar en las inmediaciones de dicha localidad el 1 de marzo de 1476, entre las tropas de los Reyes Católicos por un lado y las de Alfonso V de Portugal y Príncipe Juan por otro, dentro del transcurso de la Guerra de Sucesión Castellana. 
La primera parte de la batalla terminó con victoria del príncipe heredero Juan de Portugal; la segunda, con victoria para Fernando.
No obstante su resultado incierto, la batalla de Toro representó una gran victoria política para los Reyes Católicos, asegurando el trono en manos de Isabel y la unión de Castilla y Aragón.

martes, 8 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (54): Vizcaya.



El lienzo cerámico vizcaíno viene a celebrar la Pacificación de los Bandos, en el marco de la conocida por Guerra de Banderizos que aconteció en el siglo XIV.


En 1348 en estas tierras vizcaínas se produjo una gran epidemia de peste negra. Esto unido a una hambruna producida por una crisis agrícola durante años produjo un gran levantamiento de los señores de las tierras unos contra otros.
Hubi dos bandos, los oñacinos y los gamboínos que se unían en Hermandades donde se incluian señores y labradores. Estas Hermandades tenían la misión de defender sus propios territorios y robar a los demás.
el final de esta situación vino con la conquista del territorio por parte de la Corona de Castilla, quedando todas las villas bajo su protección y poder, cediendo a sus habitantes la concesión de hidalguía. A este hecho está dedicado el azulejo.


lunes, 7 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (53): Valladolid.



Este lienzo cerámico fue diseñado por Francisco Morilla Serrano y Carlos Hermoso y manufacturado en la  célebre fábrica de Mensaque. Representa el acto del casamiento entre Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla en 1469, matrimonio que en la historia de España vendrán a ser conocidos como los reyes Católicos.


Esta boda no estuvo exenta de polémica pues era un matrimonio entre primos y necesitaban autorización papal. Al acto se presentó un acta autorizando el matrimonio, pero ésta era una falsificación del Obispo de Toledo. Con el tiempo el Papa Sixto IV envió una autorización legal cobrando los preceptivos favores.


jueves, 3 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (52): Valencia.



Nacido de la fábrica de Vda de Tova Villalba y diseñado por Enrique Orce, este lienzo cerámico nos muestra la entrada en Valencia del rey  Jaime I el Conquistador.


La conquista del reino de Valencia comienza en 1232, con la toma de Morella. En 1233 se planea la campaña en Alcañiz, que constaría de tres etapas:
La primera etapa empieza con la toma de Burriana en 1233 y Peñíscola.
La segunda etapa se dirige al sur llegando hasta el Júcar, en la ciudad de Alcira donde se encontraba el único puente de toda Valencia que cruzaba el Júcar. El 30 de diciembre de 1242 fue conquistada esta villa, permitiendo así la definitiva conquista del Reino de Valencia.


La tercera etapa abarca desde 1243 a 1245, llegándose a los límites estipulados en el tratado de Almizra en 1244, firmado entre Jaime I y el infante Alfonso (futuro Alfonso X de Castilla) para delimitar las áreas de expansión sobre territorio musulmán entre Castilla y la Corona de Aragón. Las tierras al sur de la línea Biar-Villajoyosa quedaron reservadas para Castilla (incluyendo el reino de Murcia), incorporándose al reino de Valencia por Jaime II de Aragón tras las Sentencias arbitrales de Torrellas (1304) y el tratado de Elche (1305).


En esta última etapa y en los años siguientes, Jaime I tuvo que hacer frente a diversas revueltas de la población mudéjar, encabezadas por el caudillo al-Azraq.





miércoles, 2 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (51): Toledo.



Esta obra fue realizada por el ceramista talaverano Juan Ruiz de Luna.
En el lienzo cerámico se recrea a Alfonso VI el bravo cuando conquista Toledo el 25 de Mayo de 1085. En los lados figuran los retratos del P. Juan de Mariana y Garcilaso de la Vega, y los escudos de Talavera y Toledo.


El rey Alfonso acudió a Toledo en respuesta a la petición de ayuda del rey taifa Al-Qádir, vasallo suyo, para sofocar una rebelión interna. Pero una vez allí, y vencida la rebelión, decidió arrebatar la ciudad al propio rey moro.


martes, 1 de diciembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (50): Teruel.




El retablo cerámico dedicado a la provincia turolense fue realizado en la fábrica Vda. de Tova Villalba y diseñado y dibujado por Enrique Orce. La escena principal nos recuerda el acto por el cual los nobles aragoneses rinden pleitesía al rey Jaime I el Conquistador.


Jaime I de Aragón el Conquistador (1208–1276) fue rey de Aragón, de Valencia (1239–1276) y de Mallorca (1229–1276), conde de Barcelona (1213–1276), conde de Urgel, señor de Montpellier (1219–1276) y de otros feudos en Occitania. Su historia estuvo repleta de conquista de nuevos territorios, razón por la cual estaba enfrentado a numerosas familias nobles. Se cree que la escena reflejada en el lienzo cerámico no fue real.