sábado, 31 de mayo de 2014

La Virgen del Dulce Nombre, en San Lorenzo.



Sobre la fachada de la Iglesia de San Lorenzo que da a la plaza del mismo nombre podemos ver este hermoso retablo cerámico dedicado a María Santísima del Dulce Nombre, una de las imágenes titulares de la Hermandad que lleva su nombre. 
El retablo fue realizado en el año 2002 por el pintor Pedro Román Reyes y bendecido el sábado de pasión del mismo año.
En la parte superior del retablo podemos ver el escudo de la Hermandad. 
El retablo está protegido por un tejaroz en cuyo interior podemos ver un relieve de ángeles jugando.


Bajo el retablo vemos la imagen del imaginero Antonioi Castillo Lastrucci, quien realizó la talla mariana. Su encargo le llegó a este artista en el año 1924 por la Cofradía sevillana del Dulce Nombre para completar su estación de penitencia del Martes Santo, quedando acordado el precio en 3.000 pesetas.
Para su rostro Castillo Lastrucci se inspiró en el de una bella muchacha que bailaba en una conocida Academia sevillana, hasta tal punto que tras su primera salida procesional la Hermandad le pidió que la retocase para disimular su parecido.



viernes, 30 de mayo de 2014

Homenaje a Luís Cernuda en la fachada del Convento de San Leandro.



Junto a la puerta de acceso al compás del Convento de San Leandro y entre rejas de dispar disposición y tamaño, luce una placa de mármol blanco colocada con motivo del centenario del nacimiento del gran poeta de la Generación del 27 Luís Cernuda.
En ella se inscribe una frase extraída del su magna obra Ocnos.



Para Cernuda ir a comprar dulces al torno de los conventos era una costumbre propia y muy arraigada en Sevilla. El poeta convierte la descripción de este momento en uno de sus más bellos poemas en prosa.
Así describe Cernuda una visita al compás de San Leandro:

El portón. Los arcos. (Para un andaluz la felicidad aguarda siempre tras de un arco.) Los muros blancos del convento. Los ventanillos ciegos bajo espesas rejas.
Rechinaban los goznes mohosos, y un vaho de humedad asaltaba al visitante adelantando sus pasos sobre la tierra cubierta a trechos por la hierba, que manchaban de amarillo aquí y allá los jaramagos. En la alberca el agua reflejaba el cielo y las ramas frondosas de una acacia. Sobre los aleros cruzaban raudos los vencejos, ahogando su grito entre las hendiduras del campanario.
Por la galería, tras llamar discretamente al torno del convento, sonaba una voz femenina, cascada como una esquila vieja: "Deo gratias", decía. "A Dios sean dadas", respondíamos. Y las yemas de huevo hilado, los polvorones de cidra o de batata, obra de anónimas abejas de toca y monjil, aparecían en blanca cajilla desde la misteriosa penumbra conventual, para regalo del paladar profano.
En la vaga luz crepuscular, en el silencio de aquel recatado rincón, el exquisito alimento nada tenía de terreno, y al morderlo parecía como si mordiéramos los labios de un ángel.

Un compás.

jueves, 29 de mayo de 2014

Un pequeño lienzo de la antigua muralla.



Este pequeño lienzo de muralla se encuentra en la también pequeña calle que lleva el nombre de Antonio Rodríguez Buzón, poeta e inolvidable pregonero de la Semana Santa de 1956 en el ya desaparecido Teatro San Fernando y pregonero también de la Coronación Canónica de la Esperanza Macarena en 1964.
Pues bien, en esta calle, esquina con San Gregorio, podemos ver los restos de la antigua muralla almohade de la ciudad que vemos en las fotografías.


miércoles, 28 de mayo de 2014

Un azulejo a la Virgen del Perpetuo Socorro en Mateos Gago.




Sobre el dintel de uno de los balcones del número 7 de la calle Mateos Gago, podemos ver este retablo cerámico dedicado a la Virgen María, cuyo texto, en lectura circular dice lo siguiente: "Ave Maria, gratia plena, domus tecum".


Atemorizado por la visión de dos ángeles que le muestran los instrumentos de la Pasión, el Niño Jesús ha corrido hacia su Madre, perdiendo casi una de sus pequeñas sandalias en su precipitada huida. María lo sostiene en sus brazos de manera protectora y amorosa. Pero presta atención a sus ojos. Su mirada esta fija no en Jesús sino en nosotros.

Las pequeñas manos de Jesús también están sujetas a las de María como una forma de recordarnos a nosotros que, así como en la tierra él se puso enteramente en su manos buscando protección, así ahora en el cielo él nos confía a cada uno de nosotros en sus tiernos y amorosos cuidados. La madre tiene en brazos al niño Jesús. Ambos miran al angelito de su izquierda mientras la sandalia del pie derecho (tiene las piernas cruzadas) del niño se cae al suelo.


Este es el mensaje principal del cuadro, un icono bizantino, que no obstante, esta repleto de otros símbolos. He aquí algunos de ellos:

1. Iniciales en griego para "Madre de Dios"

2. Corona. Fue añadida al cuadro original por orden de la Santa Sede en 1867. Es un tributo a los muchos milagros obrados por Nuestra Señora bajo la advocación del "Perpetuo Socorro".

3. Estrella en el velo de la Virgen. Ella es la Estrella del Mar… que trajo la luz de la luz al mundo en tinieblas… la estrella que nos conduce al puerto seguro del Cielo.

4. Inicial griega para "San Miguel, el arcángel". Sostiene la lanza y la esponja de la Pasión de Cristo.

5. Inicial griega para "San Gabriel, el arcángel". Sostiene la cruz y los clavos.

6. La boca de María. Es pequeña para significar un recogimiento silencioso. Ella habla poco.

7. Los ojos de María. Son grandes para todos nuestros problemas. Están vueltos siempre hacia nosotros.

8. Túnica roja. Los colores que llevaban la vírgenes en los tiempos de Cristo.

9. Iniciales griegas para "Jesucristo".

10. Las manos de Cristo. Con las palmas boca abajo y dentro de las de su madre, indican que las gracias de la redención están bajo su custodia.

11. Fondo amarillo. Es el símbolo del cielo, donde Jesús y María están ahora entronizados. El amarillo también brilla a través de sus ropas, mostrando así la felicidad celestial que puede traer a los cansados corazones humanos.

12. Manto azul oscuro. Es el color que usaban la madres en Palestina. María es las dos cosas a la vez: virgen y Madre.

13. Mano izquierda de María. Sostiene de manera posesiva a Cristo. Ella es su madre. Es una mano consoladora para todo el que acuda a ella.

14. Sandalia caída. Jesús pierde la sandalia corriendo en busca de su madre María.

martes, 27 de mayo de 2014

Un día de viento.



La robustez de la torre ribereña se manifiesta en los días de viento, cuando las palmeras doblan su tronco y sacuden sus hojas para acercarse, aún más, a su pétrea protectora.

lunes, 26 de mayo de 2014

La Virgen del Carmen, en la Calle San Andrés.



En la calle San Andrés, sobre la fachada de las dependencias de la iglesia del mismo nombre, podemos ver este pequeño retablo cerámico dedicado a la Virgen del Carmen.
No existe sobre él grabado alguno que justifique su autoría y fabricación aunque se cree que pertenece al siglo XVIII.
Como es común en su iconografía, la Virgen del Carmen aparece coronada, como reina de los ángeles, tiene una postura sedente y lleva en su mano un escapulario con el escudo carmelita. Está posada sobre una nube a cuyo alrededor vuelan los ángeles.
El niño Jesús también porta su escapulario al igual que su madre y presenta una corona áurea, al igual que su vestido.

domingo, 25 de mayo de 2014

El demonio de la luz.



El ingenio sevillano ha dado, una vez más, muestras de su finura. ¿Será o no será un demonio el que controla nuestra electricidad? Por eso se llama LU"Z"ifer? ¿Qué piensan Ustedes?.

sábado, 24 de mayo de 2014

La Cruz de Santa Ángela de la Cruz.



En la Calle Doña María Coronel, a pocos pasos de su intersección con Calle Gerona y sobre la fachada del Convento de las Hermanas de la Cruz, podemos ver esta hermosa y labrada cruz.


Es de hierro forjado, con tejaroz y dos faroles y presenta una leyenda que recuerda las obras de la ampliación del convento y dice sí:
“Se colocó en este muro el Sacrosanto Signo de Nuestra Redención para conmemorar que SOR ÁNGELA de la CRUZ GUERRERO GONZÁLEZ, natural de Sevilla, fundadora en 1875 de la Compañía de las Hermanas de la Cruz cuyo santo Instituto regió como MADRE hasta la fecha, colocó el día 8 de Septiembre de 1926 la primera piedra de las obras de ampliación del antiguo edificio. A.M.D.G. 3 de Mayo de 1928”.


viernes, 23 de mayo de 2014

El escudo de armas de la Casa Fabiola.



La casa palacio situada en la calle Fabiola número 5, sede hasta 2008 de la Fundación José Manuel Lara, es más conocida en Sevilla por ser la casa donde nació Nicolás Wiseman, el primer cardenal arzobispo de Westminster con el restablecimiento de la jerarquía católica en Inglaterra y Gales en 1850.
Esta casa tiene una gran historia detrás pues también fue convento en el siglo XVIII. La familia Lara se la compró a los herederos de los Marqueses de los Ríos en el año 2000 para ser rehabilitada. 
En su puerta principal podemos ver un escudo heráldico labrado en piedra.
¿Debemos entender que es el escudo de los marqueses de los Ríos? Pues no lo sé. Si alguien tiene esa información, puede compartirla con los lectores para que todos podamos conocer un poco mejor a nuestra ciudad.



jueves, 22 de mayo de 2014

Los azulejos del Horno de Santa Cruz.


En la estrecha calle Guzmán el Bueno que une la Iglesia de Santa Cruz con la Casa de los Pinelo nos encontramos con estos deteriorados rótulos comerciales en azulejos de la Fábrica de Mensaque.
Son tres rótulos cerámicos, el primero se dispone de manera horizontal, se compone de 96 piezas pintadas a mano con el siguiente texto: "Horno de Sta. Cruz" .
Los otros dos están en un formato vertical y se componen de 35 piezas, el primero de ellos con el siguiente texto: "Pan y tortas/ de/ esmerada/ elaboración/";
y en el segundo leemos: "Especialidad/ en pan de viena/ caliente/ a todas horas".
Fueron encargados al taller de José Mensaque Rodríguez por el propietario del establecimiento con fines comerciales y publicitarios.

miércoles, 21 de mayo de 2014

Homenaje a Manuel Guzmán Bejarano.




Este azulejo se encuentra adosado a la fachada del que es actualmente el taller de Manuel Guzmán Bejarano situado en la calle Pizarro. Esta calle es corta, quebrada y de irregular anchura a la que se accede a través de Torneo.. El caserío de la misma es desigual, alternando talleres y fábricas con bloques de pisos.

En uno de esos talleres fue colocado este azulejo, en reconocimiento a la trayectoria artística de Manuel Guzmán Bejarano, perpetuando el inmueble donde estaba ubicado el taller, con el siguiente texto:

"La ciudad de Sevilla
al maestro
D. Manuel Guzmán Bejarano
arquitecto de retablos,
en reconocimiento a su obra
y aportación artística".


martes, 20 de mayo de 2014

Una curiosa imagen del globo terráqueo.




Paseando por la calle Bailén, me llamó la atención el letrero comercial del Hostel Trotamundos, un letrero que aprovecha la segunda o de la palabra "trotamundos" para inscribir en él este sui generis globo terráqueo.


Diríamos que o le sobra mundo o le falta "o" pero en el mismo echamos en falta continentes como Asia, Oceanía, el Pacífico o grandes paisajes blancos como el Ártico o el Antártico.

Me imagino que se ha diseñado así por decisión únicamente publicitaria y, aunque no sea exacta, sí me gusta una cosa, pone a España en el centro del mundo. Ahí queda eso.


lunes, 19 de mayo de 2014

Escudo heráldico en la Calle Levíes.




La calle Levíes es una de las rutas más conocidas de la judería sevillana, muy cercana, en sus extremos, a las Iglesias de San Bartolomé y San José. Es irregular en su trazado describiendo varios ángulos, adoquinada y con aceras sólo en parte de la calle.

Sobre la fachada del número 11 de la calle podemos distinguir un escudo heráldico realizado en piedra caliza cuya filiación me ha sido imposible averiguar pero que, sin duda, la presencia de este tipo de elementos, de gran interés histórico-artístico, no sólo aporta información sobre el rango que tuvo en origen la casa solariega donde se dispone, sino que además es ilustrativo de la idiosincrasia de esta zona en la época de su colocación.


domingo, 18 de mayo de 2014

La Casa del Maestro.




Manuel Serrapí Sánchez, más conocido por el sobrenombre de Niño Ricardo, nació en nuestra ciudad en 1904 y su vida estuvo dedicada a la guitarra española siendo tenido como maestro por grandísimos artistas como Paco de Lucía o Enrique Melchor.


En la plaza del cristo de Burgos, el maestro tiene un monumento en su honor, pero no hay mayor honor que le pongan tu nombre a la calle donde él nació y vivió. En la Calle Niño Ricardo se puede visitar la casa propiedad del maestro, casa que ha sido convertida en hotel con el nombre de "La casa del Maestro".


La que fue la casa del Maestro de la guitarra flamenca es una típica casa-patio del siglo XIX que fue primeramente rehabilitada y ampliada por el propio maestro en los 60 para posteriormente ser rehabilitada y adaptada por su familia para su uso actual de Hotel.

Las once habitaciones se desarrollan alrededor del patio central, cada una de ellas tiene un motivo decorativo diferente inspirado en un tema musical del Maestro... once composiciones, once historias diferentes.


sábado, 17 de mayo de 2014

La Calle Catalanes.



Hubo una época en Sevilla en que las calles tomaban el nombre de la nacionalidad del colectivo humano que residía en ellas. Muy conocida es la Calle Alemanes donde vivían principalmente germanos. Menos conocida pero no menos importante era la comunidad de los catalanes en el centro de nuestra ciudad.
Los catalanes tienen su calle en Sevilla. O mejor dicho, la tuvieron hace más de un siglo, ya que en el XIX las autoridades de turno decidieron cambiarle el nombre y darle el de Albareda (a una parte de la misma) y Carls Cañal (al otro extremo).
Fueron peones catalanes los que llegaron a la ciudad a mediados del siglo XIII para apoyar a Fernando III en la reconquista de Sevilla. Se conocían con el nombre de almogávares y se asentaron en Camas y Coría del Río, donde el rey les brindó tierras para que se asentaran e impidieran que los árabes poblasen la zona.
La presencia de catalanes permitió crear una línea comercial tal con Barcelona que Sancho IV, nieto de Fernando III, les dio una zona concreta de Sevilla para vivir.
De manera que aquellos peones que un día llegaron para reconquistar la ciudad, se quedaron en ella ocupando el centro de la misma. En concreto, la zona aledaña a la Catedral.
La afluencia de comerciantes catalanes a Sevilla creció de tal manera -llegaron incluso armadores- que obligó a ampliar el barrio concedido a estos nuevos vecinos. A mediados del siglo XIV, esta nueva población se extendió por el entorno de la Plaza Nueva, hasta la calle Zaragoza.
Es por ello que una de las calles de la zona pasó a llamarse Calle de Catalanes. Para ser más exactos, la vía perpendicular a las actuales Méndez Núñez y Tetuán, que en 1881 pasó a denominarse calle de Albareda.

martes, 13 de mayo de 2014

La bella jacaranda por las calles de Sevilla.



Las calles de Sevilla está viviendo esta primavera un auténtico festival de olores y colores. Primero fue el azahar, en el mes de abril, que inundó de perfume y blanco cada una de las calles donde la sombra de los naranjos da cobijo al viandante. Ahora son las jacarandas, con su característica flor de color lila tiznan de tonos violáceos las estampas sevillanas.

lunes, 12 de mayo de 2014

El gallo de la Iglesia de San José.



Es muy común en la arquitectura religiosa sevillana culminar las torre son una cruz y una veleta o al menos uno de los dos elementos. Estas veletas, en muchas ocasiones tienen algún elemento de representativo de la figura de un animal. Así tenemos que, por ejemplo, en la iglesia de San Vicente, hay un Cuervo con un tridente; en la iglesia de Omnium Sanctorum hay un cordero eucarístico; en la iglesia de Santiago hay otro caballo montado por el Apóstol Santiago lanceando a un infiel.
Enla foto de hoy podemos ver el gallo que corona la veleta de la Iglesia de San José, gallo que es posible distinguirlo con mayor nitidez desde la parte más alta de la calle Madre de Dios en confluencia con la calle Federico Rubio.

*Agradecemos su certera información en la identificación de las veletas nombradas en el post a Don Julio Arjona

domingo, 11 de mayo de 2014

La Virgen del Voto



Precísamente ahora que estamos en periodo electoral, los partidos políticos podrían dedicar unos momentos a invocar a esta hermosa virgen de la fotografía cuya advocación no es otra que lo que ellos están pidiéndonos a nosotros, el voto. 
A ella, la Virgen del Voto dedicamos este post pero su historia y su significado está lejos de esta concepción del término voto al que nos hemos referido más arriba.
Esta imagen de la Virgen del Voto está justo en el altar lateral izquierdo del retablo que construyó el artista portugués Cayetano de Acosta para la portada de la Capilla Sacramental de la Iglesia del Divino Salvador.
La advocación del Voto se basa en el carácter concepcionista de la imagen, pues alude al juramento que en defensa del misterio de la Inmaculada Concepción de María pronuncia la Hermandad Sacramental del Salvador en 1653.

martes, 6 de mayo de 2014

La portada de la Feria 2014.



La portada de la feria para 2014 ha sido diseñada por el arquitecto Gregorio Esteban y se inspira en los kioscos de agua que se construyeron en la ciudad a finales del siglo XIX, cuando se provocó el éxodo del campo a la metrópoli que ocasionó un problema de abastecimiento de agua potable.
Además, dado que el próximo año también se celebra el Cincuentenario de la Coronación Canónica de la Virgen de la Esperanza Macarena, este motivo también podrá advertirse discretamente concretado en la inclusión de varios detalles de la corona, las mariquillas verdes y la L romana, representantiva del número cincuenta en romano, que adornan la corona que porta originariamente la Virgen.
La entrada de la Feria hispalense tendrá 41 metros de altura, 2.500 metros de cables para su fijación, 24.000 bombillas, un peso de 235.000 kilos y 3.750 metros cuadrados de pintura.

viernes, 2 de mayo de 2014

La estatua de San José en la puerta del Colegio de las Mercedarías.



En la Calle Levíes está situada una de las dos entradas que el Colegio San José de las madres mercedarias posee. La otra está al otro lado del edificio, en la misma Plaza de las Mercedarias, junto a la calle Conde de Ibarra.
Sobre esta puerta a la que hacemos referencia, una hornacina resguarda una estatua barroca de mármol de San José con el niño Jesús en sus brazos.