lunes, 24 de febrero de 2014

La Casa del Rey Moro.



En la Calle Sol tenemos uno de los vestigios más importantes de la construcción de viviendas de finales del siglo XV y principios del XVI. Nos estamos refiriendo a la llamada Casa del Rey Moro, hactualmente sede de la Fundación Blas Infante.
La Casa cuenta actualmente con dos fachadas: la principal que da a la calle Sol y otra, en su lateral izquierdo, que permitía el acceso, en época histórica, a la huerta de la vivienda y que actualmente es una pequeña calle sin salida.
La fachada, de ladrillo visto encalado y sin decoración, tiene dos puertas: Una moderna que da acceso a un ala dedicada a sala de exposiciones y la original del edificio.
En la planta primera destacan un balcón, un pequeño vano y una cornisa de escaso vuelo que se desarrolla por toda la fachada y sostiene las tejas de las cubiertas hasta llegar al mirador, de factura reciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada