domingo, 1 de septiembre de 2013

La Puerta de los Palos (2): el Tímpano



El tímpano de la puerta es el elemento más relevante de la puerta de los Palos. En él se representa la escena de la Epifanía, cuando los tres Magos de oriente llegan hasta Belén para adorar al niño. Pero este relieve tiene su miga así que vamos a detenernos un poco y vislumbrar algunas dudas que nos asaltan.


Los ropajes de los personajes son muy actuales para la época en que Perrín esculpió el grupo artístico, nada que ver con los que se utilizaban en época de Jesús, tanto en la ropa más humilde que podrían utilizar los padres de la criatura como la de los Magos, realmente vestidos de Reyes con sus coronas y armas de defensa personal.
A la izquierda del relieve vemos a Baltasar en una actitud un poco escapista, casi ocultando el recipiente con mirra que sería su regalo a Jesús.
Después tenemos a Gaspar, de quien lo más relevante que se nos revela es su espada que además de ser innecesaria en una situación coma ésta, es portada sobre la cadera derecha, signo de ser zurdo teniendo en cuanta que, entonces, los zurdos eran más visto por la sociedad por entender que tenían ciertas desviaciones sexuales.


A la derecha del relieve está San José, pero es llamativa su postura. a pesar de ser el padre de Jesús está de rodillas ante él y tiene un sombre caido sobre la espalda y un cuchillo al cinto, señales todas que evidncian su reciente venida de un viaje. ¿Acaso nos quiere decir el autor que San José no era realmente el padre de a criatura?


Echamos en falta en el grupo escultórico la aparición de la mula y el buey, que no aparecen en él, pero sí lo hacen dromedarios, unos perros que corren por el fondo y unos caballos que forman parte de una escena ocupada por un ejército. Hay dudas sobre a quién pertenecen estos guerreros, ¿a los Magos? parece poco posible. ¿A Herodes? quizá porque sería una representación del peligro que corría la familia quedándose en Belén por mucho tiempo.


Finalmente llama la atención la edad de Jesús, más que un niño recién nacido se trata de un niño ya de algunos meses. Quier decirnos el autor que la epifanía no ocurrió en el Portal de Belén sino en algún otro lugar unos meses más tarde mientras huían a Egipto? La interpretación queda al albur de cada uno.
Como curiosidad, a la derecha del tímpano podemos ver la representación de un señor con gafas que se cree que es un autoretrato del autor del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada