martes, 5 de octubre de 2010

La Torre de los Trinitarios Descalzos.



El antiguo templo de los Trinitarios Descalzos fue realizado por Juan Sierra en el año 1625, siendo dedicado el mismo por dicha orden a Nuestra Señora de Gracia.
En 1836, después de la exclaustración, parte del cenobio se convirtió en casa de pisos y fue derribada su vieja fachada.
Posee el edificio una torre que es emblemática de su barrio, con remates que la adornan, obras que recuerdan los pináculos de las antiguas puertas de Sevilla.
Aquel lego ruso que levantó este alminar en el siglo XVIII, hizo coronar la bóveda en forma de bulbo, recordando los templos de su lejana patria.
Sólo una condición para la obra puso el prior, que ha pasado como leyenda a la Crónica de su Orden: el jeroglífico de las cuatro letras M. J. C. y T., que deberían ser puestas en azulejos en las cuatro caras del campanario.
Muchos estudiosos no supieron interpretarla y pensaron que señalaría las capitulares de un salmo o de un texto evangélico.
Las cuatro letras corresponden a las iniciales de las cuatro puertas fundamentales para entrar y salir de la ciudad: Macarena, Jerez, Carmona y Triana.
Estos accesos estaban orientados hacia los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste, por la especial situación del citado templo, por cuyos pies pasaban las calles que conducían a las referidas puertas. Con esta señalización los frailes forasteros, que no conocían el laberinto de las calles de la ciudad, se orientaban para salir de Sevilla.
.
The old Trinitarios Descalzos temple was realized by Juan Sierra in the year 1625, and was dedicated for the above mentioned order to Our Lady of Grace.
In 1836, after the secularization, part of the monastery turned into a big building and his old front was knocked down.
The building possesses a tower that is emblematic in the neighborhood, with pieces that adorn it, work that remember the pinnacles of the former doors of Seville.
That Russian lay person who raised this minaret in the 18th century, made crown the vault in the shape of bulb, remembering the temples of his distant mother land.
Only a condition the prior put for the work: the hieroglyph of four letters M. J. C. and T., that they should be put in blue rollers in four faces of the belfry.
Many experts could not interpret it and thought that it would indicate the terms of a psalm or with an evangelical text.
Four letters correspond to the initials of four fundamental doors to entry and to go out of the city: Macarena, Jerez (Sherry), Carmona and Triana.
These accesses were orientated towards four cardinal points: North, South, East and West, for the special situation of the mentioned temple. With this signposting the foreign friars, who did not know the labyrinth of the streets of the city, were orientated to go out of Seville.

1 comentario: