miércoles, 17 de julio de 2013

La Iglesia de San Buenaventura (7): el retablo de Nuestra Señora de la Soledad.



Sobre el muro del Evangelio nos encontramos una serie de retablos. El primero de ellos, situado junto al Altar Mayor, nos encontramos con la imagen de Nuestra Señora de la Soledad, más conocida popularmente con la Soledad de San Buenaventura, que está acompañada por la Santa Cruz.
El escultor Gabriel de Astorga la talló en madera de cedro en el año 1851. Manuel de Astorga la talló para salir de procesión en una postura de prostación, de rodillas, por lo que cuando se decidió que cambiara su postura en el paso como luce actualmente, el escultor Sebastián Santos Rojas, en 1954, tuvo que retallar el cuello de la figura mariana.
Más tarde, en 1967, Manuel Domínguez Rodríguez le talló las manos.


La Santa Cruz es el primer titular de la Real, Ilustre y Franciscana Hermandad y Cofradía de Nazarenos, Santa Cruz en el Monte Calvario, Santísimo Cristo de la Salvación y Nuestra Señora de la Soledad.
En la web oficial de la Hermandad podemos leer su historia:
"Por la terrible peste que asoló Sevilla en 1649 hubo que habilitar plazas públicas como cementerios; en la de Caño Quebrado (al sitio de Montesión) se colocó una «Cruz de Hierro», a la que se le rendía culto por los fieles difuntos, destacaba en su forja el himno de la Iglesia a la Santa Cruz: «IMPLETA SVNT QUARE CONCINIT DAVID FIDELIS CARMINE DICENS, IN NATIONIBUS REGNA VITA A LIGNO DEVS» (SE HA CUMPLIDO LO QUE DAVID CANTO EN VERSO FIEL DICIENDO, DIOS REINO DESDE LA CRUZ, EN TODAS LAS NACIONES).
Poco tiempo después los parientes de los finados y vecinos devotos instituyeron una Hermandad en honor de la Santa Cruz, y fue un tal Francisco Sánchez encabezando un grupo de veintiocho personas, el 5 de julio de 1656, ordenaron unas Reglas de trece capítulos, por lo que dispusieron celebrar todos los años una función a la Santa Cruz. Presentadas las Reglas el 22-8-1656, fueron aprobadas el 13 de septiembre del mismo año por Don Diego del Castillo, Provisor del Arzobispado y por la Notaría de Don Diego de Guzmán. La Cruz fue retirada de dicho enclave en 1840, llevándose una noche en procesión a la inmediata Iglesia de Monte-Sión y colocada en el altar primero de la izquierda. Al año siguiente, en la noche del dos de mayo, se trasladó a la Iglesia del suprimido Convento de las Monjas de la Concepción, junto a San Juan de la Palma. Después, por amenazar ruina la expresada Iglesia, pasó la Hermandad a dicha Parroquia, ocupando la Santa Cruz el último altar de la nave de la Epístola, de donde pasó al templo de San Pedro, y desde enero de 1968 se honra en el altar de la Cofradía.
Fiel reproducción de la misma es la Cruz de Guía Procesional que se viene utilizando desde 1947."


No hay comentarios:

Publicar un comentario