miércoles, 26 de diciembre de 2012

La casa de Juan Francisco Muñoz y Pabón.



En el número 16 de la Calle Abades, a pocos pasos de la Casa de los Pinelo, tuvo su residencia sevillana Juan  Francisco Muñoz y Pabón, a la sazón Canónigo de la Catedral Hispalense amén de versado escritor en temas andaluces.
Juan Francisco Muñoz y Pabón nación en Hinojos en 1866 y murió en 1920. Su obra novelística pone de manifiesto la marcada jerarquización de la sociedad andaluza de inicios del siglo XX, está ambientada en lugares ficticios situados entre las provincias de Sevilla y Huelva, y es el primer novelista andaluz que denunció las condiciones de vida y trabajo de los jornaleros andaluces.



Como canónigo de Sevilla defendió con ahínco la celebración del funeral del torero Joselito el Gallo en la catedral, hecho al que la alta sociedad y aristocracia andaluza se oponía por ser torero y además pertenecer a la etnia gitana.
Los sevillanos regalaron al canónigo una pluma de ave realizada en oro, que donó posteriormente a la Hermandad de la Esperanza Macarena, y cuya titular, la Virgen de la Esperanza Macarena luce ocasionalmente prendida de su saya en el transcurso de su estación de penitencia.


En la fachada de su domicilio la Academia de las Buenas Letras de Sevilla colocó esta placa en la que se dice lo siguiente:

El día 30 de Diciembre de 1920
murió en esta su casa-morada
el M.I.S.R.Dr. D. Juan Francisco Muñoz y Pabón
canónigo lectoral de esta
santa metropolitana y patriarcal Iglesia Catedral
inspirado por ta(n) fecundísimo escritor
orador sagrado muy elocuente
y sacerdote ejemplar en su ministerio.

La Real Academia de Sevilla de las Buenas Letras
consagra este mármol a su memoria
en el centenario primero de su nacimiento.
1866-1966

1 comentario:

  1. En su casa natal de Hinojos, en la calle que lleva su nombre, figura una lápida que nos recuerda tal efemérides.

    ResponderEliminar