Mostrando entradas con la etiqueta Capilla de la Orden Tercera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Capilla de la Orden Tercera. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de enero de 2014

El Cardenal Spínola tomó el hábito de la Orden Tercera.



De la Capilla de la orden Tercera hemos hablado en este blog en varias ocasiones. En el día de hoy vamos a conocer un azulejo que descansa sobre una de las paredes donde se hace referencia a uno de los personajes religiosos más importantes del siglo XIX: el Cardenal Marcelo Spínola (hoy declarado beato).
El azulejo se colocó el 15 de Agosto de 1968 en recuerdo de la toma del hábito de la Orden Tercera de San Francisco el 8 de Septiembre de 1880 y de la profesión de la misma el 16 de octubre del año siguiente.
Marcelo Spínola nació de noble familia en San Fernando. Pasó la infancia siguiendo los traslados de su padre: Motril, Valencia, Huelva, Sanlúcar de Barrameda y Sevilla. Aquí se doctoró en jurisprudencia en
1856, año en que la familia se trasladó a Huelva.
Aquí el joven abrió su oficina legal haciéndose notar por sus servicios gratuitos en el campo legal a los pobres. Dejada la profesión, entró al seminario de Sevilla y recibió la ordenación sacerdotal en 1864. Como capellán en Sanlúcar de Barrameda y luego como párroco de S. Lorenzo en Sevilla, demostró un gran celo
pastoral y dedicó su mejor tiempo sobre todo al ministerio de la reconciliación. Nombrado en 1879 canónigo de la catedral de Sevilla, el 6 de febrero de 1881 fue elegido obispo auxiliar de la misma arquidiócesis. Promovido obispo de Coria-Cáceres en 1884, desarrolló allí un intenso apostolado entre los últimos. Fundó la Congregación de las Esclavas del Divino Corazón.
Trasladado a la diócesis de Málaga en 1886, diez años más tarde pasó a ser Arzobispo de Sevilla.
San Pío X lo hizo cardenal en 1905. Murió en Sevilla el 19 de enero de 1906, a los 71 años de edad.

miércoles, 1 de enero de 2014

La tumba de Don Faustino Clemente Rodríguez Raquejo.



Al igual que ocurre en casi todas las iglesias y conventos de nuestra ciudad, la poco conocida Capilla de la Orden Tercera, sita en la Calle Cervantes, también tiene sus propias tumbar y bóvedas en el interior de la misma.
Ésta que vemos en la imagen, situada a pocos pasos de la entrada a la capilla, es propiedad de Don Faustino Clemente Rodríguez Requejo, a la sazón Mayordomo Diputado del Real Colegio San Telmo, ministro y voto perpetuo de la Orden Tercera. También dispondrá de esta bóveda sus herederos.
Fechado en 1751.
Se apostilla en la lápida que también es tumba de su hermano, Don Manuel Clemente Rodriguez Raquejo que perteneció al Consejo de Su Majestad en el Tribunal de la Contaduría Mayor de Cuentas y alcalde de la Santa Hermandad en 1735, 1747 y 1748. Nació el 5 de Diciembre de 1685 en Tomares.

miércoles, 7 de marzo de 2012

El árbol de San Francisco.


La Orden Tercera es una orden seglar que continua con las enseñanzas de San Francisco de Asís, digamos que, conjuntamente con los hermanos franciscanos (religiosos) y las hermanas Clarisas (monjas) forman las tres patas de la mesa que San Francisco de Asís dejó en herencia a la Iglesia Católica.
En este cuadro que os hoy muestro, llamado "El árbol de San Francisco" aparecen los personajes históricos más importantes que forman parte de la familia franciscana, entre ellos Santa Isabel de Hungría, San Luís de Francia (Rey de Francia), el Rey San Fernando tan conocido por todos nosotros, San Roque, Santa Clara de Montefalco o Santa Margarita de Cortona, entre otros.


The Third Order is a secular order that continues with the educations of San Francisco of Asis together with the Franciscan brothers (religious men) and the Nun of the order of St Clare form three legs of the institution that San Francisco of Asis made for the Catholic Church.
In this picture that you can look, called "The tree of San Francisco" appear the most important historical prominent figures who form part of the Franciscan family, between them, the Holy Isabel of Hungary, Saint Louis of France (King of France), the King San Fernando so known by all of us, Saint Roque, Holy Clara of Montefalco or Holy Margarita de Cortona, between others.

viernes, 27 de enero de 2012

El Vanitas de la Capilla de la Orden Tercera.




En el altar de la Capilla de la Orden Tercera que, como ya hemos mencionado en otras ocasiones, está en la Calle Cervantes, podemos ver este cuadro barroco de autor incierto que apela a un tema que la religión nos ha recordado desde tiempo inmemorial, el tema de la vanidad humana.
O "vanitas" como los más letrados llaman apelando al latín.
En él podemos ver los cinco elementos propios de este tipo de obras pictóricas.
Primero, la calavera que representa la certeza de todos vamos a morir.
Segundo, la vela representa la fugacidad del tiempo (tempus fugit, carpe diem).
Tercero, el reloj de arena representa la incertidumbre del momento de la muerte.
Cuarto, la pompa de jabón nos habla directamente de la vanidad por su rapidez en desaparecer.
Y quinto, la mariposa, el único símbolo positivo del cuadro, recuerda el espíritu de cada uno que permanece tras la muerte.
.
In the altar of the Chapel of the Third order that, as we have mentioned in other occasions, is in Cervantes Street, we can look at this baroque picture of uncertain author who appeals to a topic that the religion has remembered to us from immemorial time, the topic of the pretense humanizes.
Or "vanitas" as the illustrated people say in Latin.
In it we can see five own elements of this type of pictorial works.
First, the skull that represents the certainty of we are going to die.
Second, the candle represents the fleetingness of the time (tempus fugit, carpe diem).
Third, the hourglass represents the uncertainty of the moment of the death.
Fourth, the bubble speaks to us directly about the pretense for its rapidity in disappearing.
Finally, the butterfly, the only positive symbol of the picture, it remembers the spirit what remains after the death.

jueves, 5 de enero de 2012

La higuera milagrosa.



Hace algunos meses os hice referencia a una pequeña capilla que hay en la Calle Cervantes, la Capilla de la Orden Tercera.
Esta capilla, por sí misma, es una joya barroca que merece la pena visitar, pero en su interior guarda algunas joyas y algunas curiosidades como la de la foto que podemos ver hoy.
Entrando en la capilla, en el muro de la derecha junto a la puerta hay un pequeño cuadro con una hoja de higuera y un papel a modo de certificado en el que se habla de los poderes milagrosos de la higuera de la que procede esta hoja.
Según consta en el documento, la hoja fue traída por Don Isidoro Acemel y Rodríguez y fue entregada como recuerdo al Presbítero Don Francisco de Sales Manzano y Alés, quien era, a su vez visitador de la Orden de San Juan de Alcántara de nuestra ciudad.
La hoja proviene de la "higuera milagrosa de San Pedro de Alcántara" que existe en la ciudad del Pedroso de Cáceres en el convento del Palancar.
Dice la historia que los compañeros de San Pedro de Alcántara le hicieron ver la necesidad de plantar una higuera en el convento y le pidieron permiso para ir a los caminos a por una y traerla.
San Pedro clavó en el suelo su bastón y de él brotó la higuera que se puede ver en el convento. De las propiedades de sus hojas y frutos se hablan milagros. Ya hace quinientos años de este hecho, la hoja de la foto tiene ciento nueve años (1902).
.
Some months ago I told about a small chapel that there is in Cervantes Street, the Chapel of the Third Order.
This chapel is a baroque jewel, but in its interior guard some jewels and some curiosities as that one of the photo that we can see today.
Going into the chapel, in the wall of the right, close to the door, there is a small picture with a leaf of fig tree and a paper that speaks about the miraculous power of the fig tree from which this leaf comes.
As the document says, the leaf was brought by Don Isidoro Acemel y Rodríguez and was given to the Prevost Don Francisco de Sales Manzano y Alés, who was, in turn visitor of the Order of San Juan de Alcantara of our city.
The leaf comes from "San Pedro de Alcantara miraculous fig tree" that exists in the city of the Pedroso de Caceres in the convent of the Palancar.
Says the history that the companions of San Pedro de Alcantara made him see the need to plant a fig tree on the convent and to ask him for permission to go to the ways for one and to bring it.
San Pedro fixed in the floor his cane and from it sprouted the fig tree that it is possible to see in the convent.
Already five hundred years ago of this fact, the leaf of the photo has hundred nine years (1902).

lunes, 24 de octubre de 2011

La Capilla de la Orden Tercera.



En el centro de Sevilla, Calle Cervantes, a mitad de camino entre la Iglesia de San Martín y de San Andrés, hay una joya en forma de Capilla que es muy poco conocida por los sevillanos: la Capilla de la Orden Tercera.
Esta pequeña capilla está cerrada durante toda la semana y únicamente los viernes por la tarde y los sábados abre sus puertas para que cualquiera de nosotros podamos ir a visitarlo.
Actualmente está en restauración algunas de las obras artísticas de la capilla, pero aún así se puede admirar esta pequeña obra del barroco sevillano.
Esta Capilla de la Orden Tercera es de las pocas capillas que hay en Sevilla unida a un templo conventual, el de San Pedro de Alcántara que pertenece a la Comunidad de Esclavas del Sagrado Corazón.
Este antiguo convento franciscano de San Pedro de Alcántara se terminó de construir en 1680. En el reinado de Carlos III a este convento llegaron los frailes del convento de San Diego, que estaba donde ahora está el Teatro Lope de Vega. Como su convento se inundaba los vendieron a un curtidor y se trasladaron a la calle Cervantes. 
Desde 1895 están en este convento las Esclavas del Sagrado Corazón María, que regentan el Colegio Mayor La Luz.
En el retablo mayor está la imagen de la Virgen de la Aurora. A ambos lados tenemos a San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán.
Esta iglesia está recubierta de pinturas al temple alegóricas a la Orden Franciscana. Entre sus cuadros están los de San Francisco, San Andrés y San Agustín de Esteban Márquez (discípulo de Murillo) y otro de Peter Van Lint.


In the historical town, Cervantes Street, in the middle of the way between Saint Martin´s Church and Saint Andres´s Church, there is a jewel in the shape of Chapel that is very little known by the Sevillian people: the Chapel of the Tertiary Order.
This small chapel is closed during the whole week and only every Friday evening and every Saturday opens their doors in order that people could visit it.
Nowadays it is in restoration some of the artistic works of the chapel, but nonetheless it is possible to admire this small work of the Sevillian baroque.
This Chapel of the Tertiary Order is one of few chapels that exist in Seville joined a conventual temple, the San Pedro of Alcántara Convent who belongs to the Slaves' of the Sacred Heart Community.
This San Pedro of Alcántara Convent was built in 1680. 
In Carlos III´s reign came to this convent the friars of San Diego's convent, which was where now is the Lope de Vega Theatre. Their convent was sold to a tanner and moved to Cervantes Street. 
From 1895 the Slaves of the Sacred Heart Maria are in this convent.
This church is covered with paintings allegoric to the Franciscan Order. Between their pictures are some of San Francisco, San Andrés and San Agustín made by Esteban Márquez (disciple of Murillo) and other one from Peter Van Lint.