jueves, 10 de abril de 2014

La Cruz de Caravaca.



Al otro lado de la portada de la Iglesia de Omnium Sanctorum, a los pies de la nave del Evangelio, podemos ver sobre la pared la llamada Cruz de Caravaca.
Es una cruz de hierro forjado, sostenida por dos ángeles tenantes. Se fecha en el siglo XVI y fue renovada en 1839.
Parece ser que fue erguida por una hermandad consagrada a exaltar el culto de la Santa Cruz de Caravaca, que tuvo su origen en el milagro ocurrido en la localidad murciana de dicho nombre el 3 de mayo de 1232 cuando un sacerdote, don Ginés Pérez, al celebrar la misa notó que faltaba la cruz y apareció ésta portada por ángeles”.


Posteriormente a la confluencia de la Calle Correduría con la Calle Cruz Verde y Calle fera se le llamó Plaza de la Cruz de Caravaca en honor a esta cruz de hierro, a la que le daba culto una hermandad.
La Cruz se retiró en 1840 cuando el Ayuntamiento acordó eliminarlas de la vía pública. Pertenece al grupo de cruces que conmemoran la Invención, Exaltación y Triunfo de la Santa Cruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario