jueves, 26 de febrero de 2015

La Virgen de la Antigua, en la portada de la Institución Colombina.



La fachada de la Catedral que da a la calle Alemanes ha sido rehabilitada hace muy poco tiempo. Dentro de esta fachada lineal hay, a su vez, una parte de la misma que corresponde a la Institución Colombina cuya puerta de entrada agradece enormemente el esfuerzo realizado.


La puerta de entrada está adornada con un arco de mediopunto sobre el que podemos ver unas pinturas.
Son pinturas del siglo XVIII, sencillas, pero altamente decorativas, donde el bicromatismo del almagra (que dibuja los elementos de ladrillo) frente al del blanco de los paramentos, componen una decoración de líneas y recercados.
De sus decoraciones destacan la escena central en donde se representa a la Virgen de la Antigua (muy deteriorada y que reproduce el óleo sobre cobre (de ésta hablaremos mañana) que se guarda dentro de la Institución Colombina y que debió ocupar en origen ese espacio).


Los paisajes de sus enjutas, de cielos enrojecidos, en donde se alza la Giralda como gran tema pictórico, resumen en esta composición una idea simple: Sevilla guarda y protege a su Virgen de la Antigua.
En la foto de abajo podemos ver el estado en el que se encontraba antes de su restauración.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada