miércoles, 20 de mayo de 2015

La tumba de Don Antonio de la Cueva y Ceballos.



Al igual que en el post de ayer, hoy traemos a colación otra tumba situada en la Iglesia del Convento de San Leandro, en esta ocasión de Don Antonio de la Cueva Ceballos, jurado y vecino de Sevilla, hijo de Tomé González Ceballos y Felipa de la Cueva.

Falleció en Sevilla en 1617, nombrando albaceas de sus bienes a Jerónimo de Alfaro, presbítero, Juan Fernández de Quevedo Isla, caballero veinticuatro de Sevilla y Juan Cerón, vecino de ella. 
Nombró heredero de sus bienes a Antonio de la Cueva Ceballos, su hijo natural, con obligación de mantener a Antonia, María e Isabel de la Cueva, monjas del convento de San Leandro de Sevilla, sus hijas naturales, de donar una limosna para misas en el convento de Nuestra Señora del Valle de Sevilla y pasar una renta a Angela Guerrero, madre del heredero. 

Funda un vínculo en su hijo. Si éste muriese sin dejar herederos legítimos, dispone que se divida la herencia en cuatro partes: una para redención de cautivos, la segunda para los niños expósitos de la Casa Cuna de Sevilla y para liberar presos por deudas, la tercera para casar huérfanas del Hospital de la Misericordia de Sevilla y la cuarta para sus hijas monjas, ya citadas. 
Funda una capellanía en el convento de San Leandro donde es enterrado y posee una cripta para él y sus herederos.

De la lápida, pequeña y perforada por cuatro hierros, podemos deducir esta lectura:

ESE ALTAR BO.......... EN HIERRO ES DE
ANTONIO DE LA CUEVA Y CEVALLOS
QUE MURIÓ EN 7 DIAS DEL MES DE
MARÇO DEL AÑO 1617 Y ESTAN EN EL
ENTERRADOS DON ANTO
NIO DE LA CUEVA Y CEVALLOS SU
HIJO Y DE SU HEREDE
ROS Y SUC.............ES (¿Sucesores?).

martes, 19 de mayo de 2015

La tumba del Doctor Monardes.



Hace ya algún tiempo hicimos referencia a un azulejo colocado en la Calle Sierpes sobre la fachada de la relojería El Cronógrafo en el que se hacía referencia a la existencia de un jardín botánico en Sevilla.
Este jardín botánico con plantas, flores y semillas que le traían los galeones de las Indias españolas estuvo en este edificio de la Calle Sierpes y fue obra del Dr. Nicolás Bautista Monardes Alfaro.
El doctor nació en 1493 y murió a la edad de 95 años en 1588. su cuerpo fue enterrado en la Iglesia del Convento de San Leandro, en la misma cripta en la que, años antes, había sido enterrada su esposa Catalina, momento que aprovechó el doctor para abandonar la medicina y tomar los hábitos sacerdotales. La lápida se inscribió en 1580, ocho años antes del fallecimiento del doctor Monardes.
En la lápida se puede leer el texto siguiente:

ESTA BOVEDA Y ENTERA

MIENTO ES DEL DOCTOR MO

NARDES Y DE DONA CATALINA

DE MORALES SV MUGER Y DE

SVS DESCENDIENTES Y SUSCE

SORES ANO 1580

jueves, 14 de mayo de 2015

La Iglesia del convento de San Leandro (3): la Capillas laterales.



El Retablo de la virgen y el Niño Jesús. Acompañada de Jesús Nazareno, San Fernando y San Francisco de Padua.


El Retablo de San Juan Bautista (Relieve obra de Martínez Montañes).






Retablo de San Juan Evangelista en Patmos (Relieve obra de Martínez Montañes).



Retablo de San Agustín que es acompañado por Santo Tomás de Villanueva y San Nicolás de Tolentino


La Iglesia del Convento de San Leandro (2): el Retablo Mayor.



El retablo renacentista sería sustituido por un interesante retablo dieciochesco, realizado entre 1745 y 1748, atribuido a los escultores Pedro Duque Cornejo y Felipe Fernández del Castillo. A pesar de la impronta barroca del retablo, su estructuración sigue la línea del anterior, al seguir utilizándose los dos cuerpos, tres calles y ático que presentaba, sin llegar a matiz rococó.


Una nueva producción escultórica se le añadiría al nuevo retablo, especialmente en la calle central, donde se ha situado una imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Se añadirían en el primer cuerpo las imágenes de Santa Bárbara y Santa Teresa, de bulto redondo, obras de taller de siglo XVIII.


El bulto de San Leandro estaría en el centro del retablo y en el ático un grupo de bulto redondo barroquista que representa la aparición de Cristo y de la Virgen a San Agustín. La figura del Padre Eterno preside todo el conjunto. Los antiguos relieves de Jerónimo Hernández serían situados en las calles laterales del nuevo retablo, quedando las escenas del Bautista de Cristo y la adoración de los Reyes a la izquierda y la Flagelación y San Agustín, a la derecha.


En el ático se situarían las representaciones de la Asunción de la Virgen, a la izquierda y la oración en el Huerto, a la derecha.

miércoles, 13 de mayo de 2015

La Iglesia del Convento de San Leandro (1): Breve historia.








El convento de San Leandro se fundó en 1295 por monjas de la Orden Agustinas Ermitañas. Se instalaron en 1369 en una de las casas que cediera el Rey Pedro I.

En las últimas décadas del siglo XVI se concluyo la construcción de la actual iglesia y durante el siglo XVIII se realizan otras que afectaron más a las dependencias de carácter doméstico.

El templo es obra de Juan de Oviedo y presenta forma rectangular con una sola nave cubierta con bóveda de cañón con lunetos y capilla mayor con boveda semiesférica de yeserías geométricas.
Se desconoce documentalmente la autoría de la traza del templo conventual, auque siempre se ha atribuido a Juan de Oviedo, desde que Pacheco lo hiciera en su "Arte de la Pintura". 


En 1584 se conoce la presencia del arquitecto Asencio de Maeda, que le daría el carácter protobarroco que hoy está presente.

martes, 12 de mayo de 2015

La torre de la Iglesia de la Caridad (4): cara sur



La cara de poniente de la torre de la Iglesia de la Caridad es la que dirige su visión hacia la propia iglesia y al hospital.





lunes, 11 de mayo de 2015

La torre de la Iglesia de la Caridad (3): lado de poniente.




La cara de poniente de la torre de la Iglesia de la Caridad es la que se enfrenta al edificio del Teatro de la Maestranza en su parte posterior.














domingo, 10 de mayo de 2015

La torre de la Iglesia de la Caridad (2): cara norte.



La cara norte de la torre de la Iglesia de la Caridad es la que tiene de frente al edificio de las Atarazanas. La parte visible es la de los penúltimo y último cuerpos.
La torre es de estilo barroco y planta cuadrangular, se estructura la zona de campanario mediante arcos semicirculares encuadrados con pilastras decoradas con bolas de cerámica, y se cubre con chapitel mixtilíneo rematado por una cruz.





sábado, 9 de mayo de 2015

La torre de la Iglesia de la Caridad (1): su historia.





Los últimos cuerpos de la torre dela Iglesia de la Caridad tiene unos tesoros ocultos en forma de retablos cerámicos que desde la propia calle son difíciles de adivinar. Vamos a intentar mostrarles estos retablos con excepción de los de la cara este de la torre por ser imposible fotografiarlos desde mi posición.
Para entrar en cuestión me van a permitir que les muestre un texto de Teodoro Falcón Márquez donde marca la historia y la autoría de dicha torre.

"La torre, ubicada en la cabecera de la Iglesia de la Caridad, lado del Evangelio, la única evidencia que existía era la fecha de 1721 que consta en uno de los azulejos que la decoran. En el proyecto inicial del templo figuraba una espadaña sobre la fachada, como la que tenía la primitiva ermita de San Jorge ubicada en este solar. De esta espadaña se conserva un proyecto en el Archivo General de Simancas. En fecha que desconocemos se construyó una torre, en otro lugar del que ocupa hoy, a Jaque pertenece la campana actual, realizada por Ildefonso Méndez y fechada en 1696.7 La torre actual había sido atribuida a Pedro López del Valle y a Diego Antonio Díaz.

Nuestra aportación ahora es que la torre de esta iglesia fue proyectada por Leonardo de Figueroa, conjuntamente con Francisco Martín. A causa de que la primitiva torre amenazaba ruina, el Hermano Mayor, Juan Bautista Cavaleri, informó en Cabildo de 12 de enero de 1721 que estos dos maestros presentaron planta y alzado de una nueva torre. Se buscó entonces un nuevo emplazamiento que es el actual. El coste previsto fue de mil ducados. A partir de entonces se pidieron limosnas para sufragar los gastos. Las obras concluyeron en octubre de ese año, siendo el coste definitivo 19.015 reales devellón. 

Con respecto a Francisco Martín las escasas referencias documentales que poseemos es que en 1721, en calidad de maestro mayor de obras de este hospital, presentó un presupuesto, junto con otros maestros, para la construcción de la capilla de San Telmo, que ejecutó a la baja Leonardo de Figueroa. Años antes, en 1712, figuraba como maestro mayor de obras inspeccionando un solar para la Cofradía del Gran Poder.


En cuanto a la intervención aquí de Leonardo de Figueroa podemos sacar las siguientes conclusiones. Se trata de una obra de madurez del arquitecto, cuando tenía algo más de sesenta años. Cuando se construye la torre (1721) estaba al frente de la construcción de la Capilla Sacramental de Santa Catalina y de la Capilla de San Telmo. Al año siguiente tuvo una grave enfermedad, por lo que hizo testamento en 4 de diciembre de 1722. 

Se trata de la primera y única torre documentada del artista, con su caña, cuerpo de campanas y chapitel. Antes y después de esta obra construyó espadañas, como la del convento de San Pablo y campanarios, como los de San Luís y San Telmo. Hay que tener presente que en la única torre en donde figuraba su intervención, la del Salvador, había sido reconstruida por Pedro Romero entre 1687-88. La intervención de Leonardo en 1718-19, junto con sus hijos Matías y Ambrosio, fue en tareas de consolidación y decoración.

En suma, se trata de una notable contribución al patrimonio monumental de Sevilla, en la que Figueroa siguiendo una línea que tenía trazada, realizó un modelo de torre en la que puso de manifiesto su carácter policromo, a base de cal, revestimiento de cerámica vidriada y policromada y decoración escultórica. 

Este modelo de torre muy singular, por su decoración de azulejos y caprichosos remates, tal vez pudo tener como antecedente la de la iglesia de la O, construida por Pedro Romero en 1699, aunque con posterioridad se restauró y remodeló el campanario en 1756, tras el terremoto, tal vez por Pedro de Silva. 


Entre los motivos iconográficos que se advierten a distancia en la torre del hospital, destaca en el banco de la fachada de poniente la fecha de conclusión: AÑO/ DE 1721, y entre el texto la imagen de la Caridad. A su izquierda San Jorge y a la derecha Santa Inés. 
Sobre el arco del campanario el escudo de la Hermandad de la Santa Caridad y en el azulejo superior la Inmaculada. Uno de los cuerpos superiores del chapitel está decorado con esculturas, tal vez los cuatro Padres de la Iglesia."  

viernes, 8 de mayo de 2015

El busto del Dr. Don Manuel Suárez Perdiguero.



Seguro que somos cientos de miles de personas los que hemos pasado al lado del busto del Dr. don Manuel Suárez, aunque también estoy seguro de que son bastantes menos los que han reparado en él en alguna ocasión.
El busto del doctor se encuentra en el interior del Hospital Virgen Macarena, justo al lado de la escalera interior principal y de los ascensores.



Nacido en Orduña (Vizcaya), Manuel Suárez Perdiguero se formó en Zaragoza, y obtuvo la cátedra de Pediatría y Puericultura en Santiago de Compostela en 1948. 
En 1960 obtuvo la misma cátedra en la Universidad de Sevilla, que ocupó hasta su jubilación. 
Fue Decano de la Facultad de Medicina y Rector de la Universidad de Sevilla entre 1975 y 1977. Como decano, entre 1967 y 1975, impulsó la construcción del Hospital Clínico de Sevilla, adscrito a la Universidad. Hoy es el Hospital Virgen Macarena. 
Entre algunas curiosidades, podemos decir que el Dr. Suárez Perdiguero fue Rey Mago en la Cabalgata de 1978.