miércoles, 22 de febrero de 2017

Los baños árabes del Mesón del Moro.




Seguro que muchos de nosotros hemos ido en alguna ocasión a comer o a cenar al Restaurante San Marco de la calle Mesón del Moro.
Este lugar donde puedes degustar un carpaccio Harry´s Bar, unos espaghetis carbonara, un crêpe de salmón, unos fetuccini al pesto, un pizza occhio di bue o una riquísima crepes veneziana está en el interior de un edificio del siglo XII destinado a los baños públicos de la población árabe de Isbylia.


Evidentemente el local está acondicionado y restaurado para, a la vez que sirve de teatro culinario, sea también un entorno histórico y estéticoque pueda servir de marco perfecto para la romántica cena de los comensales. Sobre dichos baños se construyó cinco siglos más tarde un palacete de dos plantas.











martes, 21 de febrero de 2017

Arte sobre el pavimento de la Plaza Nueva.




Cuántas veces habremos paseado por la Plaza Nueva y no hemos reparado en las losas de chinas que la adornan. Y lo curioso de todo es que cada una de ellas tienen un diseño, un dibujo diferente, desde un balón o el escudo del Betis hasta una copa o un pez.
Aquí tienen un buen ejemplo, no todas, de las losas que a finales de la década de los 30 del siglo XX el Consistorio hispalense mandó adosar al pavimento de la Plaza Nueva.
























































domingo, 19 de febrero de 2017

Un mosaico dedicado a Baco.





Afortunadamente, después de leer el libro de Manuel Jesús Roldán "La historia de Sevilla en 80 objetos" pude dar contenido a una foto que realicé hace algunos meses en el Museo Arqueológico de la ciudad.
Se trata de un mosaico de siete metros de largo y cuatro de ancho (o de alto según se entienda) dedicado al dios Baco y que fue encontrado en la antigua Astigi (Écija).



En él se reproduce el triunfo de Baco tras la conquista de la India. En él Baco va en un carro tirado por dos tigres (animal propio de la India), acompañado por un sátiro a su izquierda y por Ariadna, la hija de los reyes de Creta (Minos y Pasífae) quien había sido abandonada en la isla de Naxos por Teseo.

sábado, 18 de febrero de 2017

Un libro de historia.





Tras el post de ayer donde hablábamos del libro "La historia de Sevilla en 80 objetos", hoy podemos completar la lectura con esta obra del mismo autor, Manuel Jesús Roldán, que es más teórica y más intensa en datos. Pero  eso no la hace en una obra dura de leer, todo lo contrario, es amena y te explica nuestra evolución histórica de una forma clara, concisa y elegante.






viernes, 17 de febrero de 2017

La historia de Sevilla en 80 objetos.




Si hablamos de historia de Sevilla, un referente en nuestra ciudad es Manuel Jesús Roldán, quien además de ser profesor y especialista en Historia del Arte, ha publicado algunas obras de gran contenido histórico, artístico y didáctico. En este blog hemos hecho referencia con anterioridad a dos de ellas: "Iglesias de Sevilla" y " Conventos de Sevilla".


Hoy os traigo la última de las publicadas por el autor, "La historia de Sevilla en 80 objetos", una obra donde hace un recorrido por todas las etapas históricas por las que ha pasado nuestra ciudad sirviéndose de hilo argumental 80 objetos (muchos de ellos están en nuestros museos) que están entre nosotros. Cada uno de ellos es explicado en un capítulo, estudiando su posible origen y argumentando la elección con la importancia del mismo.


martes, 14 de febrero de 2017

La hermana Schadowstrasse de Dusseldorf.




Si dan un paseo por Sierpes, justo a la mitad de la calle y en su intersección con Rioja, alcen la vista. Allí, bajo el nombre de la calle encontrarán un azulejo que conmemora tan curioso honor. 
Dice así: 

«Recuerdo del hermanamiento entre
Schadowstrasse de Düsseldorf
 y la de las Sierpes
 de Sevilla cuyo protocolo
 se firmó en Alemania
 el 31 de agosto de 1991.

 Sevilla, marzo 1992 
Año Exposición Universal»

La placa del hermanamiento entre Sierpes y Shadowstrasse se colocó donde Sierpes se funde con Rioja y Cerrajería en marzo de 1992, entre Cerámicas Aracena y la joyería Muñoz.

Para la asociación de comerciantes de la calle alemana ya era habitual establecer lazos con diferentes calles comerciales del mundo. 

Cada dos años la City Ring Schadowstrasse celebraba por todo lo alto su unión con una ‘hermana’ diferente, un exclusivo club en el que sólo podía entrar una vía por país. La elegida en 1991 fue la universal calle hispalense, que entraba en su lista de zonas comerciales famosas.


lunes, 13 de febrero de 2017

El símbolo republicano de la Calle Santa Lucía.



La calle Santa Lucía forma parte del casco histórico de Sevilla lindante con la zona de María Auxiliadora. Comienza en el cruce de las calles Madre Isabel de la Trinidad y Sol y tiene su final junto a la Plaza del Pelícano.
En su zona intermedia se encuentra la antigua Iglesia de Santa Lucía, hoy día ya desacralizada y cuya portada podemos ver en Santa Catalina.
Frente al muro de la teórica nave del evangelio de dicha iglesia nos encontramos, en el número 13 de la calle, un edificio de pisos altos sobre cuya fachada podemos ver este símbolo de la foto.
En él se distingue los tres colores de la bandera republicana rodeando todo el perímetro del mismo y encuadrando un lazo de grandes dimensiones en color negro sobre fondo verde.



sábado, 4 de febrero de 2017

Monumento a Zurbarán en la Plaza de Pilatos.




En la Plaza de Pilotos nos encontramos con un coqueto jardín que rodea el monumento a uno de los m´s famosos pintores que tuvo la ciudad de Sevilla. Aunque nacido en Fuentedecantos, su vida artística se desarrolló en nuestra ciudad y Sevilla lo tiene como uno de sus artistas eternos.


Este pedestal fue premiado en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929, pues precisamente se levantó esta escultura con motivo de este evento. Al parecer, en primer lugar se encargó este trabajo al ceramista y escritor Pedro Navia, creador de la azulejería de la Plaza de España de Sevilla, pero finalmente fue Cabrera Gallardo quien se ocuparía de esta labor.


Se trata de un retrato de Francisco de Zurbarán, gran figura de la pintura del Siglo de Oro en España. Cabrera Gallardo le representa en esta obra de pie, con la pierna izquierda adelantada y una pose señorial. En sus manos, sujeta una paleta y pinceles, y lleva una espada colgada en la cintura.



La parte más interesante de este conjunto escultórico es el pedestal, en el que podemos observar cuatro bajorrelieves que representan escenas claves de la ciudad de Sevilla, así como de la trayectoria artística de este pintor extremeño.

Uno de ellos es la imagen de la mítica Torre del Oro, otro el Arco de la Macarena, otro de los bajorrelieves recrea “Santa Casilda”, óleo que Zurbarán realizó entre 1630 y 1635 y el cuarto muestra el escudo de Fuentedecantos, municipio de Badajoz donde nació el artista.


En el año 2007, el Monumento a Zurbarán tuvo que ser sometido a un fuerte proceso de restauración, a causa sobre todo del deterioro por suciedad, oxidación del bronce y el sellado de una grieta.


jueves, 1 de diciembre de 2016

El monumento a Javier López de la Puerta.



Hace unos días asistí a unas jornadas empresariales en la sede sevillana de la Fundación San Telmo. Paseando por sus jardines pude ver el monumento que dicha fundación a dedicado a Javier López de la Puerta, el fundador, entre otras muchas cosas, de la fundación antes mencionada.

El fundador del Instituto Internacional San Telmo y de Asaga estaba casado con Francisca Fernández Repiso y era padre de nueve hijos. Desarrolló una gran actividad en muchas disciplinas: licenciado en Derecho, empresario agrario, alcalde de Osuna en los años 60; fundador y primer presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos (Asaga) de Sevilla, cuando en 1977 se legalizaron las organizaciones empresariales y sindicales; fundador junto a Gerarda de Orleans y Borbón en 1982 del Instituto Internacional San Telmo, la más importante escuela de negocios de Andalucía; miembro del Comité Económico y Social de la Comunidad Europea, en donde presidió la comisión de Agricultura, tras la adhesión española en 1986; inspirador y socio de diversas empresas de promoción industrial o de servicios.


López de la Puerta nació el 22 de mayo de 1933 en una familia de agricultores de Osuna. Estudió Derecho y ejerció de empresario agrario al frente de explotaciones de olivar, cereal, remolacha y algodón, de secano y regadío. Entre otros negocios, también gestionó una fábrica de harina de la familia de su mujer. Y, tras dejar la presidencia de Asaga en 1982, fundó una compañía de servicios en su pueblo, Seisa, y una empresa de promoción industrial, Proinsa, que actuaba en toda Andalucía y de la que fue consejero delegado. Esta empresa emprendió actividades tan diversas como fabricar de elementos de ascensores, máquinas de deshueso y relleno de aceitunas o la promoción inmobiliaria.

En los años 60, con 28 años, fue alcalde de Osuna. En esa época hizo un gran número de viviendas sociales en los barrios de La Rehoya y Fátima. En la transición de la dictadura a la democracia, se comprometió con UCD en el momento más delicado del partido fundado por Adolfo Suárez, las elecciones de octubre de 1982, en las que ganó por mayoría absoluta el PSOE de Felipe González. Fue candidato al Congreso como independiente, pero no salió elegido. A partir de entonces, se dedicó en cuerpo y alma al Instituto San Telmo y sacó adelante un proyecto sobre el que pesaban entonces serias dudas.

Las primeras elecciones a presidente de Asaga de Sevilla, en abril de 1977, fueron muy disputadas: las ganó Javier López de la Puerta por escaso margen a José Manuel Tassara, que después sería diputado en el Congreso por la UCD. La organización cobró una importancia extraordinaria en un breve plazo de tiempo. Un grupo de jóvenes, como José Loring, Miguel Afán o Ángel Martín, capitaneados por López de la Puerta, empezaron a ofrecer servicios profesionales a los asociados, pero también se convirtieron en una referencia social: por ejemplo, sus datos estadísticos eran la fuente más fiable que utilizábamos los periodistas que hacíamos información agraria en aquella época. A López de la Puerta le preocupaban entonces dos cosas esencialmente: la negociación de los convenios y la regulación de los mercados. A pocos años de la entrada en la Comunidad Europea, el grupo de técnicos empezó a familiarizarse con las OCM comunitarias. Con José Bohórquez, que había sido presidente nacional de la unión de empresarios de la antigua Hermandad de Labradores y Ganaderos, Javier López de la Puerta organizó e implantó Asaga en toda Andalucía. La federación regional, Fasaga, pasó a ser presidida por Bohórquez, y se integró en la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG).

Tras poner en marcha Asaga, emprendió la tarea de crear una escuela de negocios en Andalucía, para dar formación y perfeccionamiento a empresarios y directivos. Se dio la circunstancia de que Gerarda de Orleáns y Borbón tenía por su cuenta el mismo proyecto y había estado en Harvard, en donde le sugirieron que utilizara de referencia el IESE, la business school de la Universidad de Navarra, en donde le confeccionaron un plan estratégico para el proyecto andaluz. Gerarda de Orleáns y Javier López de la Puerta se conocieron el 27 de noviembre de 1981, en la que se conoce como fecha fundacional de San Telmo. Se contaron sus planes respectivos y convinieron fusionarlos en una sola iniciativa. Se creó una fundación para tutelar el proyecto, presidida por Gerarda de Orleáns y el Instituto Internacional San Telmo, presidido por Javier López. La puesta en marcha quedó hipotecada por su compromiso adquirido para ir en las listas de la UCD en las elecciones de octubre del 82. Tras las elecciones sólo había un alumno inscrito para el curso que debía debutar en noviembre y había cundido el desánimo en la organización. Javier aseguró que un mes después empezaría el curso de alta dirección para empresarios y directivos y movilizó toda su influencia y contactos con la plana mayor de las empresas sevillanas. Lo consiguió y dirigió los tres primeros cursos. Después entró como director Antonio García de Castro. Hoy día, 27 años después, por las aulas de San Telmo, en las sedes de Sevilla, Málaga, Almería, Extremadura y Madrid han pasado 5.500 empresarios y directivos.

La vida de Javier López de la Puerta ha sido un ejemplo de tenacidad y audacia. Su constancia y su rigor no casan con el estereotipo andaluz. De hecho, sus iniciativas han ido en la dirección contraria: la formación, la innovación y la organización de la empresa privada y los empresarios. La modernización de Andalucía desde el año 75 hasta ahora no se entendería sin los proyectos puestos en marcha por Javier López. Un hombre brillante y discreto al mismo tiempo, a quien le gustaba el segundo plano.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

El Gran Poder en un retablo de la Calle Diamela.




En la calle Almirante Hoyos tiene su entrada el callejón llamado Diamela, nombre que le viene dado en recuerdo una flor que nos vino de Asia y que también es conocida por el nombre de Jazmín de Arabia.

En este callejón, y sobre una fachada de un edificio privado, nos encontramos, una vez más, con un retablo cerámico dedicado a la imagen de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

El retablo fue pintado por José Macías Macías a mitad del siglo pasado y terminado en la fábrica de Mensaque Rodríguez.



viernes, 11 de noviembre de 2016

La calle Susona, también llamada "de la muerte".




En la calle Susana, lindando con la pequeña Plaza de las Cadenas, podemos ver este conjunto cerámico donde se nos cuenta la trágica historia de la bella Susona.

Esta joven vivió en este barrio, allí se enamoró y allí su amor le llevó a la muerte. Pero como en el texto se explica con claridad cómo ocurrieron los hechos, simplemente me limito a colocar las fotos y que su imaginación haga el resto.