Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia de Omnium Sanctorum. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia de Omnium Sanctorum. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de abril de 2014

La Cruz de Caravaca.



Al otro lado de la portada de la Iglesia de Omnium Sanctorum, a los pies de la nave del Evangelio, podemos ver sobre la pared la llamada Cruz de Caravaca.
Es una cruz de hierro forjado, sostenida por dos ángeles tenantes. Se fecha en el siglo XVI y fue renovada en 1839.
Parece ser que fue erguida por una hermandad consagrada a exaltar el culto de la Santa Cruz de Caravaca, que tuvo su origen en el milagro ocurrido en la localidad murciana de dicho nombre el 3 de mayo de 1232 cuando un sacerdote, don Ginés Pérez, al celebrar la misa notó que faltaba la cruz y apareció ésta portada por ángeles”.


Posteriormente a la confluencia de la Calle Correduría con la Calle Cruz Verde y Calle fera se le llamó Plaza de la Cruz de Caravaca en honor a esta cruz de hierro, a la que le daba culto una hermandad.
La Cruz se retiró en 1840 cuando el Ayuntamiento acordó eliminarlas de la vía pública. Pertenece al grupo de cruces que conmemoran la Invención, Exaltación y Triunfo de la Santa Cruz.

miércoles, 9 de abril de 2014

La Cruz de Linos.



En alguna ocasión nos hemos referido a las cruces de hierro que señalaban los diversos cementerios que existían en la ciudad, muchos de ellos nacidos de grandes epidemias como el caso del que vamos a hablar en el día de hoy.
Ya en su día pudimos conocer la historia de la Cruz del Garfio, una cruz que actualmente está enmarcada en una poco profunda hornacina de la fachada principal de la Iglesia de Omnium Sanctorum, en la concurrida Calle Feria.
Pero esta cruz no es la única que podemos ver en ella, en el interior, justo cuando nos adentramos en el recinto eclesial nos encontramos con dos hermosos ejemplares más, a la derecha la llamada Cruz de Linos, a la izquierda la Cruz de Caravaca, de la que hablaremos mañana.


La Cruz de Linos es una cruz de carneros (en 1649 una epidemia de peste procedente de África asoló Sevilla, causando la muerte a casi la mitad de la población. Para poder enterrar con celeridad tal cantidad de cadáveres se abrieron carneros o fosas comunes en distintos puntos de la ciudad.que recibe su nombre del de la calle en el que estaba situada .
La Calle Linos era (porque ya no existe con este nomenclátor, hay una Calle Lino, en singular, por la zona de la Avenida de Hytasa) era, aproximadamente, lo que es actualmente el trozo de la Calle Feria que va desde la Iglesia de Omnium Sanctorum hasta la Calle Resolana.
La Cruz de Linos es una cruz grande de hierro forjado. en el centro tiene el anagrama de María constelado por la corona de espinas y los brazos de la cruz y el haz de rayos que emerge del centro está decorado con flores.
Está datada en 1649 fecha en la que se creó el cementerio. a lo largo de su vida llegó a tener una Hermandad que hoy está desaparecida. Se retiró de su emplazamiento original en 1841 y se colocó en la Iglesia de Omnium Sanctorum en 1854.

lunes, 24 de marzo de 2014

Un haz de luz en Omnium Sanctorum.



En la tarde del sábado pudimos disfrutar de este haz de luz que iluminaba la Iglesia de Omnium Sanctorum durante las primeras horas de la tarde, haz de luz que llegó hasta los pies del Señor de la Paz que esperaba en su altar.


domingo, 26 de mayo de 2013

La declaración de monumento histórico-artístico de Omnium Sanctorum.



Este azulejo de arriba lo podemos encontrar en la Iglesia de Omnium Sanctorum, una iglesia gótica cuya fundación se remonta a la segunda mitad del siglo XIII y su reconstrucción se realizó entre los siglos XIV y XV.
Es un rótulo cerámico compuesto por 12 piezas pintadas a mano, en el que se muestra el siguiente texto:

"Real Parroquia de Omnium Sanctorum,
fundada por el rey San Fernando en/ el año del Señor de 1249
Este templo fue declarado monumento
histórico artístico por el Ministerio
de Instrucción Pública y Bellas Artes, 
por Decreto Ley de 3 junio de 1931".

Esta inscripción fue colocada en 1931 con el objetivo de conmemorar la declaración como monumento histórico-artístico por parte del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de la iglesia de Omnium Sanctorum.

viernes, 15 de febrero de 2013

La Virgen de Todos los Santos.



En el presbiterio de la Iglesia de Omnium Sanctorum podemos admirar este templete dedicado a la Virgen de Todos los Santos, una advocación que tiene su origen en el siglo XVI y que es cultivada por una hermandad arraigada en esta misma parroquia, la Hermandad Sacramental de Nuestra Señora Reina de Todos los Santos.
La escultura fue encargada por la propia parroquia al escultor flamenco Roque Balduque en 1554 y fue realizada por éste en madera de cedro estofada y policromada. Dos siglos más tarde, en el XVIII, Cristóbal Ramos realizó algunas modificaciones, entre ellas introdujo seis nuevas figuras de barro alrededor de la Virgen. Eran Santa Catalina de Alejandría, San Lorenzo, San Basilio, Santo Domingo de Guzmán, San José y San Pedro.
La talla virginal fue restaurada por Enrique Gutiérrez Carrasquilla y Fernando Soto Benavente en 1989.


La Virgen María aparece de pie, con el niño en el brazo izquierdo. Su cuerpo está ligeramente girado hacia la izquierda acunando a Jesús con su postura y presentándonos a su hijo como muestra del camino de la salvación de los cristianos.
Alrededor de ella lleva unos paños de colores que envuelven su figura muy del estilo renacentista de la época
Sobre la Viregn descansa una corona como "Reina de Todos los Santos". También tiene cetro (en su mano derecha) y manto real, un manto de misericordia como símbolo de recogimiento que hace la Virgen de todos los hombres como hijos.


Curioso resulta que la Virgen lleve indumentaria con un manto oro y azul (símbolos de la santidad) y un vestido color jacinto (pureza), los colores inmaculistas precedentes a los que Pacheco impone posteriormente, o sea vestido blanco (pureza) y manto azul.

lunes, 11 de febrero de 2013

Siete siglos.



Siete siglos nos contemplan. La torre de la Iglesia gótico múdejar de Omnium Sanctorum fue mezquita almohade y se convirtió al culto cristiano tras el terremoto de 1355.
La Torra Pelli es hija del siglo XXI. A pesar de la polémica suscitada con su elevación, en unos años se convertirá en un icono de la ciudad.
Siete siglos de diferencia y ambas construcciones forman parte de una ciudad donde cristianos, musulmanes y judíos convivieron durante centurias y todos dejaron su impronta en el urbanismo sevillano.

viernes, 5 de noviembre de 2010

El arcosolio de los Guzmanes



Es muy común en las iglesias de Sevilla encontrar tumbas o monumentos funerarios como los que traemos en el día de hoy o como algunos otros que ya os he mostrado en este blog.
En la Iglesia de Omnium Sanctorum, al fondo de la nave de la izquierda, llamada del Evangelio, podemos encontrar sobre la paredes estas dos figuras: son los Guzmanes, conde y condesa, quienes reposan en un sarcófago sobre los cuales se ha superpuesto sendas piedras talladas con la imagen de ambos, por separado.
Ambas tumbas están enmarcadas por un arco apuntado. Entre ambas figura, en un azulejo, el escudo heráldico de la familia.


It is very common in the Seville´s churches to find tombs or funeral monuments like that we bring in today or as some others that I have showed you in this blog.
In Omnium Sanctorum's Church, to the bottom of the ship of the left side, called of the Gospel, we can find on the wall these two figures: they are the Guzmanes (Guzman family), count and countess, who rest in a sarchofagus on which stones carved with the image of both counts have been superposed, separately.
Both tombs are framed by a pointed arch. Between both tombs, the heraldic shield of the family appears in a ceramic stone.

domingo, 17 de octubre de 2010

El ábside de Omnium Sanctorum.



Desde la estrechez de la Plaza Pedro Calderón de la Barca podemos ver esta imagen conjunción de tres edificios diferentes.
Al fondo distinguimos el ábside de la Iglesia de Omnium Sanctorum, un edificio religioso.
A la Izquierda el Palacio del Marqués de La Algaba, un edificio privado.
A la derecha, un edificio público más moderno que los otros dos, el Mercado de la Macarena.
.
From the narrowness of the Pedro Calderón de la Barca Square, we can see this image conjunction of three different buildings.
To the bottom we distinguish the apse of Omnium Sanctorum's Church, a religious building.
To the left side the Palace of the Marquess of La Algaba, a private building.
To the right side, a public building a little bit more modern than the other two, the Macarena´s Market.

lunes, 11 de octubre de 2010

La Cruz del Garfio.



Desde 1816, el exterior de la Iglesia de Omnium Sanctorum, en la fachada principal que da a la Calle Feria desde 1816, presume de poseer la Cruz llamada "de los carboneros" o "Cruz del Garfio".
Este nombre fue debido a que esta cruz poseía (ya no existe), en su base, un garfio en el que los carboneros pesaban su mercancía (carbón) en una romana (instrumento de medición del peso originario del Imperio Romano) dejando a cambio una pequeña cantidad para el culto a la Santa Cruz.
Como decía al principio, esta cruz fue instalada en la fachada a principios del siglo XIX, aunque su verdadero origen estuvo en en una calle muy cercana a esta iglesia.
Pero de eso hablaremos otro día.
.
From 1816, the Omnium Sanctorum's Church, in the main face that is in the Feria Street from 1816, presumes to possess the so called Cross "of the charcoal-burners" or "Cross of the Gaff".
This name was due to the fact that this cross possessed (already it does not exist) a gaff in which the charcoal-burners were weighing his goods (coal) in a "Romana" (instrument for measurement of the weight original from the Roman Empire) leaving in exchange a small quantity for the worship to the Santa Cruz.
As I was saying initially, this cross was installed in the front of the church at the beginning of the 19th century, though his real origin was in in a street very near to this church.
But about it we will speak another day.

martes, 21 de septiembre de 2010

Omnium Sanctorum.



Levantada durante la segunda mitad del siglo XIII, la Iglesia de Omnium Sanctorum es uno de los templos más antiguos de la ciudad y de los que mejor conservan el aspecto medieval de las construcciones religiosas de aquella época.
A consecuencia del terremoto del año 1356 la iglesia fue reconstruida durante los siglos XIV y XV, ocasión que se aprovechó para dotarla de un presbiterio gótico muy profundo, además de un ábside muy esbelto, con grandes contrafuertes y ventanas muy del estilo de la época.
La torre es de base cuadrada y está realizada en ladrillo. Fue levantada a finales del siglo XV y tiene algunas partes de sebbkas similares a los de la Giralda.
.
Raised during the second half of the 13th century, Omnium Sanctorum's Church is one of the most ancient temples of the city and who better preserve the medieval aspect of the religious constructions of that epoch.
As a result of the earthquake of the year 1356 the church was reconstructed during the XIVth and XVth century, occasion to provide it with a Gothic very deep presbytery, besides a very slender apse, with big buttresses and windows with the style of the epoch.The tower is with squared base and is realized in brick. It was raised at the end of the 15th century and it has some parts of sebbkas similar to the Giralda.