viernes, 2 de marzo de 2018

La Virgen de Guadalupe en la calle Imperial.




Sobre la fachada exterior del edificio de la Logia norte del Jardín Grande de la Casa de Pilatos, nos encontramos dos elementos a los que nos vamos a referir en este post (un retablo cerámico dedicado a la Virgen de Guadalupe) y un escudo heráldico del que hablaremos mañana.

El retablo cerámico de la Virgen de Guadalupe se encuentra en la calle Imperial a una altura aproximada de cinco metros de altura.


Es un retablo cerámico compuesto por cuarenta y cinco piezas de azulejo plano pintado a mano y donde se representa a la Virgen de Guadalupe con los atributos propios de esta imagen. Presenta un marco realizado a base de escuadras cerámicas color verde.

Fue colocado por iniciativa privada de los propietarios del inmueble. Exteriorizar las devociones particulares de una familia o hacer presente la religión en los espacios públicos es una de las costumbres más arraigadas en la ciudad desde el siglo XVII, teniendo una repercusión masiva en el siglo XX.


2 comentarios:

  1. Hola Juan Manuel. Tan solo comentarte que hay otra representación de la Guadalupana muy cercaba a esta. Apareció en la esquina de las calles Recaredo y Guadalupe hace unos años, durante la gran reforma que se llevó a cabo en el restaurante Becerrita. Al picar la pared se descubrió un retablo cerámico de la Virgen oculto bajo el mortero, que se respetó tal como luce en la actualidad.
    Recibe un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias José por su comentario, no conocía la historia que nos relata, aunque sí el retablo que indica de la Virgen de Guadalupe, para mi gusto más hermoso que éste del que hablamos hoy. Pero de todo tiene que haber en la viña del Señor. Reciba un abrazo. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar