viernes, 12 de febrero de 2016

El interior de la Giralda (5): la Cámara de los oficios.





Continuamos subiendo otras cinco rampas más. Nos encontramos en la 20 y allí podemos ver la CÁMARA DE LOS OFICIOS.

El edificio de la Catedral, la mas extensa de las del gótico europeo, ocupó a muchos canteros foráneos a lo largo de setenta años, que, además de sillares, produjeron gárgolas como la que se ve en la izquierda, "crochets" como el del centro, y pináculos, algunos de cuyos ejemplares mas pequeños aparecen a la derecha.


Emplearon instrumentos parecidos a los que ocupan el escalón más alto y se sirvieron de plantillas como la que está sobre un "crochet" del escalón inferior, en el que aún se ve las líneas de su diseño.

Colaboraron carpinteros que dejaron numerosas cuñas, como las del siglo XV que rodean a un instrumento de su oficio del XVI.

Los alfareros de Triana, muchos de los cuales aún tenían nombres musulmanes, aportaron para los conductos de los desagües atanores y canales, vidriadas en verde, como los del escalón inferior, pero sobre todo una ingente cantidad de tiestos de mediados del siglo XV; eran "fallos de horno", usados como alcatifas (rellenos) de las bóvedas de piedra, donde aparecen apilados y unidos con mortero de cal. Destacan un gran dolio con un letrero en árabe y dos cántaros en cuyas asas vemos impresa una Giralda, como marca de control.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada