lunes, 8 de febrero de 2016

El interior de la Giralda (1): Azulejos en la entrada.




Por más que está estudiado y comentado, todos sabemos que nuestra Giralda es el antiguo alminar de la antigua mezquita almohade, que se comenzó a construir en 1184 y se concluyó en 1198. La Giralda arranca sobre un basamento de piedra en el cual se advierten sillares que proceden de antiguos edificios romanos de Sevilla y el gran cuerpo de la torre se levanta en ladrillo alcanzando hasta la estatua que la corona la altura de 94 metros. En los cuatro frentes de la torre se abren balcones y ventanas que iluminan los tramos de las rampas de su interior; hasta la mitad de su altura los muros se dividen en tres paños verticales que se decoran con red de rombos. 

También es conocido por todos que el alminar original se remataba con un segundo cuerpo más reducido que culminaba en un casquete semiesférico coronado con tres bolas de bronce de tamaño decreciente. Lástima que en 1365 un terremoto destruyó el casquete y las bolas siendo sustituidos por una modesta espadaña de escasa prestancia. 

El cabildo de la catedral acordó en 1558 remodelar la torre, encomendando la obra al arquitecto Hernan Ruiz II, quien en diez años realizó el admirable campanario y los templetes que la culminan con ritmo decreciente. 


La fusión del cuerpo superior renacentista con el inferior almohade está realizada de forma perfecta y armoniosa, fundiéndose de manera admirable elementos arquitectónicos de dos culturas distintas, separadas por cuatro siglos en el tiempo.

Para rematar el campanario se colocó una monumental escultura de la fe "El Giraldillo", esta escultura hace de veleta al girar según la dirección del viento, lo que motivó la denominación popular de la giralda que posteriormente ha pasado a dar nombre a la torre.

Esto, en brevedad, es un resumen esquemático de lo que ha sido una historia de más de 800 años. Nosotros, en nuestro afán de conocerla un poco mejor vamos a dedicar unos post en describir lo que no se ve, el interior de la torre, desde la entrada hasta la Sala de las Campanas.

A la entrada nos encontramos con un placa de mármol donde se recuerda la visita realizada por el Santo Papa Juan Pablo II el 12 de Junio de 1993. Allí se dice que subió al primer balcón de la giralda acompañado por el Arzobispo de Sevilla D. Carlos Amigo Vallejo.


Muy cerca de esta placa de mármol y, antes de acceder a las rampas, sobre la pared nos encontramos con dos azulejos de colores banco y verde. Uno de ellos está escrito en árabe y el otro en nuestra lengua.



Antes de acceder a las rampas, sobre la pared nos encontramos con dos azulejos de colores banco y verde. Uno de ellos está escrito en árabe y el otro en nuestra lengua. En ellos se dice lo siguiente:

"Mandó el Califa Abu Ya' Qub Yusuf a su alarife Ahmad Ibn Baso la erección de esta sawmu'a en 13 de safar del año 580 h. (26 mayo 1184 c.) y terminó la edificación de ella 'Ali Al-gumarí a finales del postrer rabi' del año 593 h. (19 marzo 1197 c.), durante el califato de Abu Yusuf Al-mansur. Renovó el arquitecto Hernán Ruiz esta sawmu'a en el año 1568 y añadió en la parte más alta de ella, el campanario y se labró esta inscripción en el año 1984, como exaltación de la octava conmemoración centenaria de la creación de este gran alminar maravilloso."


Una ve realizada una pequeña parada para leer ambos murales, nos introducimos por un hueco en la base de la propia torre, allí donde comienza la rampa empedrada que nos llevará hasta las campañas.
En la primera rampa nos encontramos con otra placa en la pared, placa donde se recuerda la fecha de solado de la rampa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada