martes, 15 de diciembre de 2015

La Basílica de Aníbal González.



En mayo del año 1928 se puso la primera piedra del nuevo templo de la Inmaculada Milagrosa bendecida por Exmo. Sr. Cardenal Illundáin, templo que se iba a levantar en los terrenos de la Huerta del Rey junto a los Jardines de la Buhaira y que, por coincidencia providencial, tendrían su entrada por la calle PortaCoeli que sería como una continuación de la Catedral Hispalense, consagrada a Maria como continuación de la historia mariana de Sevilla. 


En estos terrenos se diluyó un sueño que dejó huella presente en este espacio que aún mantiene la planta del monumento mas emblemático, LA BASÍLICA iba a ser neogótica y su fachada alcanzaría los 100 m. de altura.
Este edificio era el sueño de Aníbal González, un sueño que permaneció vivo mientras él tuvo fuerzas. Con su muerte, el sueño se desvaneció y el edificio fue abandonado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada