martes, 24 de noviembre de 2015

Los bancos de la Plaza de España (46): Santander.



El mural cerámico fue realizado por Enrique Orce Mármol en la Fábrica de Viuda de Tova Villalba. En él se muestra la imagen de la llegada de la Princesa Margarita al puerto de Santander, venida de Flandes, para desposarse con el Infante Don Juan, hijo de los Reyes Católicos.


Según los términos del Tratado de Arrás (1482), en 1483 Margarita fue comprometida al delfín de Francia, luego Carlos VIII de Francia, y enviada a ese país bajo el cuidado del rey Luis XI, aportando como dote Artois y el Franco Condado.
Margarita vivió diez años en Francia, donde primero recibió el título de delfina y luego, en la corte francesa y crónicas contemporáneas, de reina de Francia, aunque nunca se casó con Carlos VIII. En 1493, Carlos VIII renunció al Tratado de Arras y se casó con otra heredera, Ana de Bretaña, volviendo Margarita con su padre.
En 1497, Margarita desposó al príncipe Juan de Aragón y Castilla (1478-1497), único hijo varón y heredero de los Reyes Católicos. Su esposo murió seis meses después dejando a Margarita embarazada. Sumida en una profunda tristeza, dio a luz prematuramente una niña que no sobrevivió al parto.


Margarita de Austria murió en Calinas, después de declarar heredero único y universal a su sobrino Carlos V, y I de España. Está enterrada en el monasterio de Brou en Bourg-en-Bresse, Franco Condado.
En su tiempo fue considerada, junto a Ana de Bretaña, Luisa de Saboya y Catalina de Aragón, una de las mujeres más inteligentes de la realeza europea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario