lunes, 30 de marzo de 2015

María Santísima de la Amargura.



Con las primeras sombras oscuras, Nuestra Señora de la Amargura, acompañada por su fiel Juan Bautista, prosigue su camino tras su hijo. Su dolor, levemente atenuado por la compañía, es nuestro dolor en estos días de pasión.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada