sábado, 7 de diciembre de 2013

La Fuente de Jano, en la Casa de Pilatos.



En 1526, Fadrique Enríquez, promovió en la Casa de Pilatos una reforma en el patio principal del edificio, colocando en su centro, entre otras muchos cambios, una fuente renacentista y con una clara temática mitológica.
La fuente mide cuatro metros y  tres centímetros de alto y fue confeccionada en el taller genovés de los escultores de origen suizo Aprile da Carona. Está confeccionada en mármol de Carrara labrado y pulimentado y ocupa el centro geométrico del patio.


Está integrada por dos depósitos de agua superpuestos. El superior, que simboliza el mar, es de diseño circular y el inferior, la taza de la fuente, está formado por un cuadrado parcialmente inscrito en un círculo. en el centro del segundo se sostiene un pedestal con cuatro delfines boca abajo que sirve de sostén a la parte superior del tronco de la fuente.


La parte superior está coronada por un busto de Jano realizado en el siglo I. Jano era el dios romano de los cambios, representado por dos caras que miran en sentidos opuestos. los antiguos romanos solían colocar la imagen bifronte del dios Jano al que se le invocaba al iniciar un proyecto o una actividad. Jano era el protector de aquellos que deseaban variar el orden de las cosas y representaba el tránsito entre el pasado y el futuro, por esta razón, lo vemos con dos caras.
Curiosamente este busto no formaba parte de la fuente original, sino que fue colocado a principios del siglo XVIII en lugar de la escultura de un sátiro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario