sábado, 28 de diciembre de 2013

El belén napolitano de la Fundación Cajasol (1).



Una media de 4.000 personas visitan diariamente el Belén expuesto en la Sede de la Fundación Cajasol que permanece abierto al público en horario de 11:00 a 21:00 horas ininterrumpídamente.
En la entrada, los visitantes ya pueden hacerse una idea de lo que les espera en el interior del patio. Una inmensa jaima recibe a los visitantes en el apeadero de la Sede de la Entidad, sostenida por ocho varales de la Hermandad de la Estrella de Sevilla y que desembocan a la entrada del Belén custodiada por una pareja de Arcángeles cedidos por la Hermandad Sacramental de la Inmaculada de Castilleja de la Cuesta.


Este año el Belén está situado en el centro del patio de la Sede bajo una jaima que hace que los visitantes se introduzcan en un entorno totalmente íntimo y evocador a otro tiempo. Además en los alrededores podrán disfrutar de recreaciones de los mercados así como de azafatas vestidas con atuendos de la época.
El Belén Napolitano se convierte en uno de los modelos más característicos de la tradición barroca de Occidente. De lo religioso a lo cortesano, mezcla de forma única lo sofisticado y lo popular. Construido en el patio, y arropado en un entorno de época, nos muestra diferentes escenografías arquitectónicas, que recrean escenas cotidianas del siglo XVIII.


Destaca el pesebre coronado por una corte de ángeles de gran hermosura, el Cortejo de los Reyes Magos, la banda de músicos Turcos que acompaña a sus Majestades y la Anunciación de los pastores.
Resaltan también la colección de complementos napolitanos que pueden observarse como los tenderetes, los bártulos, árganas, alimentos, enseres, etc. que contribuyen a la riqueza del conjunto.
Las construcciones, repartidas en 60 m2, están realizadas con materiales de poliespan, con pequeños detalles en madera y telas.


En cuanto a las figuras, la colección de esculturas, propiedad de la Fundación Cajasol, en su mayoría, la conforman más de 100 piezas de candelero articuladas de 35 cm, de ricas vestiduras.
Se trata de uno de los eventos navideños más esperados en la capital hispalense, y de casi obligada visita.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada