jueves, 3 de octubre de 2013

Iglesia de Santa María la Blanca (8): la Capilla de San Juan Nepomuceno.



Al fondo de la nave del Evangelio nos encontramos con esta capilla a la que se accede tras sortear una verja de hierro de doble hoja cuyo candado está, por lo general, casi siempre cerrado. Es la Capilla de San Juan Nepomuceno y, sobre ella, D. Teodoro Falcón, Profesor Emérito de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla nos refiere lo siguiente:
"Ya hemos indicado que en el templo anterior, en la cabecera de la nave del Evangelio, estuvo la capilla Sacramental, para cuyo retablo se colocó el 30 de septiembre de 1650 el lienzo de “La Última Cena” de Murillo. Al reestrenarse el templo en 1665, el cuadro pasó a ocupar el lugar donde en la actualidad se halla el retablo de San Pedro, sirviendo su altar de Comulgatorio. En aquella capilla quedaron las titulares de las Hermandades, fusionadas en 1672, con las imágenes del Cristo del Mandato y la Virgen del Pópulo. Los orígenes del cambio de advocación de la capilla, y la realización de un nuevo retablo, se inició el 31 de diciembre de 1750, cuando don Martín de Villarreal, Hermano Fiscal de las Cofradías, donó una talla de San Juan Nepomuceno, en torno a la cual surgió una nueva Hermandad con ese nombre. En Cabildo de 18 de enero de 1756 las Cofradías “concedieron a la Hermandad del Sr. San Juan Nepomuceno el uso del altar y lámpara de plata de Ntra. Sra. del Pópulo, para que en él puedan colocar la efigie del Sr. San Juan Nepomuceno, quedando esta Hermandad con el dominio del altar”. Juan de Nepomuk (h.1340-1393) es el santo patrón de Bohemia (actual República de Chequia). Había sido confesor de la reina Sofía de Baviera, siendo mandado martirizar por su esposo, el rey Wenceslao IV, al no revelar el secreto de confesión. Fue beatificado el 31 de mayo de 1721 y canonizado el 19 de marzo de 1729. Desde 1758 es patrón del cuerpo de Infantería de Marina de España.
Su iconografía lo suele representar con bonete, palma de martirio y con un crucifijo. ...
La realización del nuevo retablo, y la decoración del arco de ingreso a la capilla, sobre la reja, ambos de estilo rococó, se hicieron por tanto a partir de 1756. ... El retablo, que fue catalogado por los autores de la Guía artística de Sevilla, de fines del siglo XVII, se ejecutó entre 1756-1757. Es de planta ochavada. Consta de banco, cuerpo de tres calles enmarcadas por pilastras-estípites, y ático. Preside la talla de la imagen titular, de hacia 1750, cuando fue donada. En el Inventario parroquial de 1945 se describe así: “Tiene retablo de madera dorada, con la imagen del santo en el centro, de buena factura, con dos ángeles a los pies. Tiene también un Corazón de Jesús, con un grupo de ángeles al pie, rodeado de esplendores. En la parte superior del retablo un cuadro representando el martirio del santo y a los lados las imágenes de San Martín (de Tours), San Vicente Ferrer y San Francisco de Paula, todas buenas esculturas”. Todavía figura el “Sagrado Corazón de Jesús”, imagen de serie de Olot, presidiendo el retablo en ilustraciones del año 2000.
En la actualidad esta imagen se halla en otro altar próximo, en la misma nave. Con relación a la iconografía del retablo, Recio Mir añade que figuran Santo Domingo de Guzmán y la Fe, además del relieve del Padre Eterno, atribuyendo las tallas principales a Benito de Hita y Castillo.



En su interior podemos ver un retablo de estilo barroco del siglo XVIII con una hornacina central con una imagen del siglo XVII y cuatro pequeñas estatuas, dos a cada lado, que representan a San Martín de Tours (izquierda arriba), Santo Tomás de Aquino (izquierda abajo), la Alegoría de la Fe (derecha arriba) y a San Francisco de Paula (derrcha abajo).Bajo esta imágenes tenemos al Ecce Homo pintado sobre tabla. Por debajo existe un pequeño altar. Coronando el retablo hay una imagen de Dios Padre bendiciendo.




















1 comentario: