martes, 22 de octubre de 2013

El Oratorio de la Escuela de Cristo (4): el muro de la Epístola.



En el muro de la Epístola del oratorio nos encontramos con una hornacina con la imagen de la la Virgen de los Reyes. Durante los años 40 y 50 del siglo XX la devoción por la Virgen de los reyes, patrona de la Archidiócesis, vivió un gran auge gracias al Cardenal Pedro Segura y Sáez. Esto fue motivo de la realización de nuevas reproducciones de la talla de la Virgen original del siglo XIII.
En 1947 se funda el Instituto Obviam Christi para la formación de las vocaciones sacerdotales tardías, teniendo éste su sede durante unos años en el actual Oratorio de la Escuela de Cristo.
Este Instituto encarga al imaginero onubense Manuel Domínguez Rodríguez una réplica de la imagen de la Virgen que, cuando estuvo acabada, se dispuso en la sala de cabildos en un retablo de madera en su color.


Al cabo de los pocos años, el Instituto se marcha  su nueva sede sita en la Calle Madre de Dios pero manifestaron su deseo de que se continuase la veneración de la Virgen en el Oratorio por lo que encargan una imagen de la misma al también artista onubense Sebastián Santos Rojas que es la que actualmente podemos ver en el oratorio pero ya no en la sala de cabildos sino en el segundo tramo del  muro de la Epístola.
Sebastián Santos se ciñó de forma rigurosa al modelo original de Nuestra Señora de los Reyes aunque en un formato más pequeño, respetando hasta las manchas de la encarnadura de la imagen.


Junto al altar, el muro de la Epístola muestra una serie de cuadros con escenas bíblicas y retratos de santos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada