sábado, 10 de agosto de 2013

Los retablos cerámicos de la Calle Ximénez de Enciso (1).



En la Calle Ximénez de Enciso, sobre la fachada trasera del Oratorio de la Escuela de Cristo, podemos ver a cierta altura dos retablos cerámicos a los que hay que prestarle cierta atención ya que, bien por la altura en la que están colocados, o bien por la estrechez de la vía, es difícil verlos al pasar si no fijas tu mirada en ellos.
El retablo más bajo está dedicado a María Madre de Misericordia ("Consuelo de los Afligidos") y fue realizado por Facundo Peláez Jaén y fabricado el Cerámicas Santa Ana en 1955.
Es un retablo cerámico pintado a mano compuesto por treinta y cinco piezas de azulejo y donde se representa la efigie de la Virgen Madre de Misericordia arrodillada y con las manos entrelazadas. Presenta puñal en el pecho y saya y manto en colores rojo y azul respectivamente.
Está representada la imagen de la Virgen que podemos ver en el interior del Oratorio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada