miércoles, 28 de agosto de 2013

La casa del pintor Domingo Gimeno Fuster.



En una de las calles más tranquila del centro de Sevilla podemos ver este azulejo señalando la casa donde vivió, murió y, sobre todo, realizó si obra artístico-pictórica el pintor domingo Gimeno Fuster.
Nos referimos al número 39 de la Calle Antonio el del Toro, muy cercana al Museo de Bellas Artes de Sevilla, donde, por cierto, no hay ninguna obra suya si no me equivoco.


Domingo Gimeno, aunque nacido en el municipio alicantino de Villena en 1909, antes de cumplir un año de vida ya vivía en Sevilla con sus padres y sus hermanas. Desde su infancia manifestó sus dotes artísticas, no sólo con el pincel, sino también con el piano, recibiendo una beca para marchar a París a avanzar en los estudios de este instrumento musical.
A los veintidós años, obtuvo el premio extraordinario de fin de carrera con su retrato de "Perico el Loro". En 1934, obtuvo la plaza de profesor.
En 1936, hallándose con su hermana en Madrid, es sorprendido por la guerra y se tiene que ir a Francia, en concreto, a Marsella.
Los años pasados en Marsella fueron años de intensa actividad pictórica y antes de volver a España en 1939, consiguió un gran hito en su vida profesional, llegó a exponer en el Grand Palais de los Campos Elíseos alcanzando un gran éxito entre la crítica.
Tras finalizar la guerra, volvió para reanudar sus oposiciones, y se estableció en Bilbao, donde trabajó por espacio de veinte años.
En 1982 se celebra una exposición antológica de su obra en la facultad de Bellas Artes de Sevilla.
En 1975 se traslada definitivamente a Sevilla, donde fallece el 5 de marzo de 1978.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada