viernes, 31 de mayo de 2013

El Cuerpo de Cristo.



Ayer fue uno de los jueves que relucen más que el sol. Y no sólo porque el tiempo acompañara durante todo el día sino porque ayer era fiesta grande para todos los cristianos que identificamos la sagrada forma como el Cuerpo de Cristo.
Es cierto que la procesión de ayer lució como viene haciendo desde hace ya muchos años. La compañía de Santa Ángela de la Cruz, las Santas Justa y Rufina, San Isidoro, San Leandro, el Rey San Fernando o el niño Jesús le dan un realce santo a la ocasión, pero no debemos olvidar que, aunque importantes, son accesorios ante la representación de Cristo que alberga la impresionante custodia de Arfe. Cuerpo de Cristo que es base de la fe de los cristianos.


En la foto arriba podemos apreciarla. Una obra de arte de la que vamos a dar algunas pinceladas iconográficas para entenderla mejor.
Si la dividimos en cuerpos, de arriba a abajo, nos encontramos con el primer cuerpo que es el Cuerpo de la Trinidad y la Fe. Dentro del templete se encuentra el grupo escultórico de la Trinidad. La imagen de la Fe remata la Custodia, que es edición de 1668.
El segundo cuerpo es el de la Iglesia triunfante. En el remate se hallan los doce querubines portadores de los instrumentos de la Pasión de Cristo (corona de espinas, tenazas...). Antes de la reforma de 1668 se hallaban en el primer cuerpo.
El tercer cuerpo es el del Viril con el Santísimo y personajes vinculados a Sevilla. La figura de la Custodia se sitúa en el centro del cuerpo, rodeada de esculturas de los cuatro evangelistas y de patronos y de santos de gran devoción en la ciudad. Este cuerpo ensalza las bondades de la Comunión.
El cuarto cuerpo es el de la Inmaculada y los doctores de la Iglesia. En el primer cuerpo de la Custodia se muestran los miembros terrestres y celestiales de la institución eclesiástica. También se centra en las virtudes y beneficios del sacramento eucarístico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada