miércoles, 27 de febrero de 2013

El retablo de Santa Paula.



Este retablo del frontispicio de la puerta del Convento de Santa Paula representa a la titular abrazando la cruz de Cristo tras su conversión religiosa.
El retablo es valenciano y fue realizado en 1888 y, éste sustituyó al original que fue realizado por Francisco Niculoso Pisano en el siglo XVI y destruido dos años antes de la colocación de éste.
Niculoso Pisano fue un artista de gran importancia en su época. Incorpora la técnica denominada pisana (en honor a su procedencia, Pisa) que consiste en pintar los azulejos esmaltados con esmalte blanco y decorados con motivos polícromos, religiosos sobre todo.
La innovación de Pisano tarda en adoptarse debido, entre otras causas, a la pujanza que en el siglo XV tenía el azulejo de cuenca y el de cuerda seca.
Podríamos decir que introduce el espíritu del renacimiento en la cerámica de Triana, aplicando la técnica pictórica a la mayólica (tipo de decoración cerámica sobre loza con un esmalte de plomo con estaño como base, posteriormente se decora los diversos motivos con óxidos sobre la dicha base), como la perspectiva.
Desgraciadamente se perdió este azulejo de la fachada exterior del artista. Afortunadamente sí se han mantenido otras obras que realizó en el interior del convento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario