viernes, 27 de julio de 2012

Sevilla, ciudad de Ópera.



A lo largo y ancho del centro histórico de nuestra ciudad podemos encontrarnos placas de bronce como la de la foto insertadas en el suelo sevillano.
Es una forma de dar importancia a la facilidad como los autores operísticos encontraban en nuestra ciudad lugares, historias y leyendas dignas de contar en una representación cultural y musical de la envergadura de una ópera.
Desde Triana hasta la plaza de San Francisco. Desde el Arenal hasta el barrio de Santa Cruz. Desde la Torre del Oro hasta la Catedral. Desde la Giralda hasta el Guadalquivir. Cualquier lugar de renombre e importancia desde el siglo XVI en adelante ha sido glosado y cantado en las óperas de todo el mundo.
Dicen los entendidos que son más de cien óperas en las que aparece, de una u otra manera, la ciudad de Sevilla, algunas de ellas llevan incluso el nombre hispalense en el título de la misma, como "El barbero de Sevilla" y otras muchas están dedicadas a mitos reales y literarios nacidos en nuestra sociedad (Don Juan, Carmen, Miguel Mañara, María de Padilla o El Rey Don Pedro I).
Sevilla fue un gran escenario de grandes personajes que cautivaron e inspiraron a los grandes autores del Siglo de Oro en sus creaciones más distinguidas.
Fue también un gran escenario con bellos lugares que motivó que la ciudad se convirtiera en punto obligado de visita en la hoja de ruta de los viajeros más relevantes.
Y como no, fue también un gran escenario con grandes mitos para que los autores más importantes, de cuyas manos surgieron las obras operísticas más conocidas, se inspiraran en Sevilla y sus costumbres.
.
In the historical town we can be plates of bronze as that of the photo inserted in the Sevillian floor.
It is a way for giving importance to the facility as the operatic authors found in our city places, histories and legends worth counting in a cultural and musical representation of the importance of an opera.
From Triana up to the square of San Francisco. From the Arenal to the neighborhood of Santa Cruz. From the Tower of the Gold up to the Cathedral. From the Giralda Tower up to the Guadalquivir. Any place of renown and importance from the 16th century in forward has been annotated and sung in the operas around the world.
Trere are more than hundred operas in which appears, in one or another way, the city of Seville, some of them take even the Sevillian name in the title of the same one, as "The barber of Seville" and many others are dedicated to real and literary myths born of our society (Don Juan, Carmen, Michael Mañara, Maria de Padilla or The King Don Pedro I).
Seville was a great scene of great prominent figures who were captivating and inspiring the big authors of the Golden Spanish century in his more distinguished creations.
It was also a great scene that motivated that the city was turning in a necessary visit for the most relevant travelers.
And as not, it was also a great scene and big myths in order that the most important authors were inspiring by Seville and his customs.

No hay comentarios:

Publicar un comentario