jueves, 22 de septiembre de 2011

Cruces entre tinieblas.




Tres cruces en una calle.
El cielo está tenebroso, metálico.
El mármol de las columnas rezuma frío.
Y el hierro... el hierro apuntando al cielo en plegaria eterna rogando por los hombres de esta pecadora ciudad.
Tres cruces son, en la "Calle de las Cruces", como un Gólgota cualquiera de hace dos mil años.
Y, sin embargo, en esa calle hay dos cruces más, olvidadas del nomenclátor sevillano a quien nadie recuerda cuando habla de la "Calle de las Cruces".
Cruces. Como las que soporta cada uno de nosotros en nuestra vida diaria.
.
Three crosses in a street.
The sky is dark, metallic.
The marble of the columns leaks cold.
And the iron ... the iron is pointing at the sky in eternal prayer begging for the men of this sinful city.
Three crosses are, in the "Crosses Street", like a Golgotha from two thousand years.
And, nevertheless, in this street there are two more crosses forgotten from the Sevillian street nomenclator that nobody remembers when speaks about the "Crosses Street".
Crosses. Like that we supports in our daily life.

1 comentario: